Dieciséis municipios cundinamarqueses con vivienda para sus familias más vulneradas se verán beneficiados, la estrategia tuvo una inversión superior a los $5.000 millones.


El Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, y el secretario de Hábitat y Vivienda, Heberth Artunduaga, firmaron con los alcaldes de 16 municipios, 21 convenios interadministrativos que beneficiarán a las familias más vulnerables del departamento.

Lo anterior, en desarrollo de los programas de Mejoramiento de vivienda (cocinas, habitaciones y pisos antibacteriales); Terminación de proyectos inconclusos; Víctimas del Conflicto Armado (VCA) y Construcción de vivienda nueva campesina.

“En este proyecto, desde la Administración Departamental, nos hemos comprometido con $3.500 millones sumados a un esfuerzo de $1.500 millones por parte de los municipios”, afirmó el gobernador Jorge Rey.

Los municipios priorizados son: Anolaima, Bojacá, Cabrera, Cajicá, Chipaque, Guatavita (mejoramiento barrial, construcción de vivienda campesina, mejoramientos), Madrid, Nocaima, Pasca, Ricaurte, Sibaté, Tibacuy, Utica, Venecia, Vianí y San Antonio del Tequendama.

“Nos encontramos muy motivados y comprometidos para cumplir nuestra promesa de garantizar un techo digno para las familias cundinamarquesas que más lo necesitan”, enfatizó Rey.