El capitán Álvaro Farfán del cuerpo de bomberos de Cundinamarca, aseguró que se han presentado emergencias en vías y viviendas de varios municipios del departamento por las fuertes lluvias de los últimos días.


De acuerdo con Bomberos de Cundinamarca quienes han atendido la emergencia, desde la madrugada la vía que conduce de Sibaté a Fusagasugá se encuentra cerrada por un derrumbe. No se permite el paso de vehículos en el peaje, por este sector y está por establecerse la hora para restablecer el paso.

También se continua retirando material del talud que bloquea la vía Subia – Silvania, allí hay paso a un solo carril.

Por último en la vía Apulo – Anapoima hay Cierre total en wl Km 47+600 (Alto del copial) por Derrumbe de grandes proporciones. Bomberos asegura la zona.

Por su parte, en el peaje de Chinauta hay completa normalidad, sin embargo hay emergencia en la variante de Melgar y el sector de Alto de Canecas, donde se pide transitar con precaución por caída de rocas. La concesión Vía 40 Express informó que en diferentes puntos de la doble calzada Bogotá – Girardot se ha presentado caída de material el cual está siendo retirado por las cuadrillas para facilitar el paso vehicular.

En Silvania, se presentó la creciente del río Subia, lo cual generó que más de 200 familias fueran evacuadas del sector por prevención aunque la situación ya está controlada, aseguró Farfán.

Por otro lado, en el municipio de Fusagasugá se presentaron varias inundaciones debido a que el sistema de alcantarillado colapsó por la gran cantidad de agua que debía evacuar generada por las precipitaciones.

Mientras tanto, en el municipio de Tabio se presentaron dos emergencias por rebosamiento del sistema de alcantarillado, situación que fue controlada con prontitud.

El cuerpo de bomberos de Cundinamarca asegura que se encuentra en estado de alerta debido a las caídas de árboles, de rocas, deslizamientos de tierra o inundaciones que puedan presentarse.