La institución de salud de Soacha tuvo que inhabilitar 16 camas de Cuidado Intensivo por falta de recursos para su operación.

Con gran preocupación el mandatario departamental, Nicolás García Bustos, hizo un llamado a Famisanar y a la Nueva EPS para que cancelen la deuda que tiene con la clínica San Luis de Soacha, la cual brinda sus servicios no solo a los habitantes de este municipio, sino de las provincias vecinas, y que hoy por falta de recursos tuvo que inhabilitar 16 camas de Unidades de Cuidado Intensivo, UCI.

“Cundinamarca al día de hoy se encuentra al 86% de ocupación de camas de UCI, sin embargo, Soacha acaba de declararse en emergencia funcional, es decir, ha llegado al 100% de su capacidad. Esto ocurre no solo por el aumento de los casos, sino porque la clínica San Luis en el municipio, de sus 36 camas ha tenido que inhabilitar 18, porque no tiene los recursos para poderlas operar. Hago un llamado a Famisanar y a la Nueva EPS para que le cancele la deuda o parte de ella a la clínica San Luis, y de esta manera podamos habilitar ese número de camas”, declaró García Bustos.

Así las cosas, si se logra el pago de estos recursos, la ciudad de Soacha podrá seguir brindando una atención más completa en la UCI de esta institución de salud, en especial durante este tercer pico de contagio por Covid 19.