Diferentes trastornos como acné, cicatrices, migraña, acidez, várices, entre otros, usan el barro o arcilla como tratamiento. Incluso existen tratamientos de belleza que usan con éxito esta materia prima natural.


La fangoterapia se vale de la arcilla y del barro para mejorar la salud en numerosas patologías. La arcilla, cuyo uso terapéutico se remonta a los albores de la humanidad, posee diversas propiedades, entre las cuales destacan su capacidad refrescante, antiinflamatoria y cicatrizante. Puede administrarse tanto por vía interna, oralmente, como por vía externa, mediante cataplasmas y compresas.

El barro tiene la propiedad de absorber, debido a sus poros, además de desinfectante, siendo muy útil en heridas y contusiones.Se puede apreciar su poder curativo en llagas, heridas con pus, picaduras de insectos, etc.

Lo ideal es tomar barro del campo o algún lugar alejado de las ciudades donde no haya contaminación humana. Sin embargo en las tiendas naturistas venden arcilla especial para tratamientos, una fina que sirve para la piel del rostro y otra màs densa para tratamientos en general.

Una vez que estamos completamente seguros de que el barro es limpio y seguro, lo extendemos sobre la piel sin dejar partes descubiertas. Allí se deja hasta secarse, hay quienes prefieren dormir con cataplasmas de barro y limpiar el cuerpo al día siguiente con un baño o ducha de agua tibia.

Puede conocer un poco más de tratamientos a base de barro o arcilla visitando páginas web del tema o consultando bibliografía especializada. Le sugerimos algunas fuentes:

-http://www.dsalud.com/alimentacion_numero98.htm
-http://www.ecoaldea.com/ma/fangoterapia.htm
-http://www.belleza-natural.com/bellezaarcilla.htm