“Padres que dejan Huella”, se llamó la primera capacitación para los padres de la comunidad educativa del SENA que consistió en un taller que invita a tener elementos importantes en la crianza de los hijos como: normas, límites, acompañamiento emocional y afectivo.


El objetivo de esta capacitación con los padres y aprendices es empezar a hacer redes de trabajo fortaleciendo procesos de prevención en los jóvenes. Lo que se realizó en la jornada, fue el inicio de un proceso con los padres de familia, con el fin de vincularlos a los procesos educativos en los que participan sus hijos para así generar una mejor calidad de vida dentro de las familias de Soacha.

«El objetivo específicamente con padres de familia es aportar a la formación integral de los estudiantes y poder contribuir también al crecimiento familiar», así lo expresó la psicóloga encargada del programa Soacha joven, Edith Moncaleano.

Precisamente, el taller une las familias, así lo comenta María Lourdes Urrutia, habitante de comuna seis y desplazada quien expresó: “Cuando estaba trabajando en mi tierra yo sólo pensaba en trabajar para darle lo mejor de mi hijo, pero se me estaba saliendo de las manos y los grupos subversivos se lo querían llevar, yo espero que hayan más capacitaciones y que permitan que papá, mamá e hijos escuchen lo que nos dicen porque es muy importante y nos sentimos unidos como familia”.

Al taller realizado en el Coliseo Deportivo General Santander asistieron aproximadamente setenta personas entre padres de familia y aprendices del SENA Soacha, estuvieron presentes en la capacitación. “La idea de este ciclo de capacitaciones es otorgar a los padres y estudiantes herramientas para la construcción de su ciudadanía para que puedan aportar a la sociedad con todo lo que están aprendiendo, continuando con esta serie de talleres formativos, además de capacitaciones de participación ciudadana y política pública de juventud”, señaló Diana Aldana trabajadora social del SENA – Soacha.

“Me parece que la capacitación es muy buena, además me servirá para cuando tenga mi propia familia porque aprendí muchas cosas, me gustaría que estas capacitaciones se hicieran en los barrios porque las familias necesitan mucho apoyo”, afirmó Camilo Escudero, un joven estudiante del SENA.

Próximamente se realizarán nuevos talleres para hacer una línea de trabajo conjunto para profundizar mucho más en temas que le conciernen a la comunidad educativa, en este caso la del SENA.