El líder político y hoy candidato a la Asamblea de Cundinamarca por el partido de la U, dijo que sigue insistiendo en la política porque la considera una profesión que quiere profundamente. Además invitó a los residentes del municipio, nativos o de otras regiones, a construir lo que él denomina “soachunismo”.


Así habló Fernando Ramírez para Periodismo Público:

Dr. Fernando, ¿por qué después de varias elecciones sin ganar sigue insistiendo en la política?

Esto es un sueño, una profesión como la del ingeniero, el médico, el periodista, el educador, el empresario, el sacerdote o el pastor, es algo que yo quiero. Yo fui formado para servir, mi profesión en educación profesional es de formación social, pero también tengo la ilusión de ayudar a esta ciudad que está tan desprotegida, por eso invito a todos los soachunos nativos o por adopción, a que hagamos soachunismo. La idea es que nos unamos, la ciudad nos convoca a todos, hombres, mujeres, jóvenes y adultos, a que hagamos un alto en el camino para la unidad, la identidad y el soachunismo para rescatar a este municipio de la grave crisis en que se encuentra.

Uno recorre los barrios, sus avenidas, mira su entorno, analiza la problemática de educación, salud, movilidad y seguridad, y la conclusión es que a Soacha debemos protegerla, darle su identidad para que no sea vulnerada y que todos los soachunos por nacimiento o adopción (lo que llamo yo el soachunismo), nos unamos para prestarle un servicio a esta gran ciudad.

¿Por qué tomó la decisión de lanzarse a la Asamblea del departamento?

Todos podemos servirle a la ciudad desde un ángulo distinto, los unos lo hacen desde su empresa, casa o negocio, desde un culto o un púlpito, lo hace el empresario, el obrero, el joven, el niño, la mujer, todos debemos tratar de prestarle un apoyo y un servicio a la ciudad para sacarla de esta crisis en la que se encuentra y por eso he tomado la decisión de ser candidato a la Asamblea. Además tengo la experiencia, la capacidad, la vocación, el entusiasmo, las ganas de trabajar por mi ciudad que tanto nos ha dado y mucho más hoy cuando necesita de sus hijos para que tratemos de sacarla adelante, esas son las razones para ir a la asamblea del departamento y vamos a trabajar con decisión tratando de unificar, armar grupo, de buscar más amigos, porque la verdad hay que sacar esta ciudad de la crisis.

Usted viene de hacer varias campañas, incluso en las elecciones pasadas respaldó a líderes como Roy Barreras y Fabiola Jácome. ¿El hecho de aspirar a la Asamblea se venía tejiendo o fue una coyuntura?

Después del desagravio que cometió conmigo y con Soacha el partido Cambio Radical al negarme su espacio, más por proteger a otros candidatos, incluso creo que algunos sintieron miedo con Fernando Ramírez porque si yo hubiera estado en este partido, había sido Representante a la Cámara, entonces hace 4 años tomé la decisión de irme para el partido de la U y como ya no podía aspirar al Congreso, por eso le ayudé al senador Roy Barreras y no me arrepiento, es una persona que está haciendo un buen senado y está liderando la paz en Colombia. A la joven empresaria Fabiola Jácome le faltaron muy poquitos votos para ser elegida, hoy aspira a la alcaldía de Cajicá, y tampoco me arrepiento de ese ejercicio. Yo nunca había empujado el carro y esa vez lo empujé con el mismo cariño, con el mismo entusiasmo y hoy los amigos de Soacha y Cundinamarca creen que Fernando Ramírez tiene la experiencia, la capacidad, el conocimiento y la autoridad para aspirar a defender los intereses del departamento desde la Asamblea y lo voy a hacer desde el partido de la U.

¿Usted ve verdaderas posibilidades para que llegue a la Asamblea del departamento?

El partido del U es el más votado en Colombia, es una lista fuerte que va a sacar más de 200 mil votos y yo aspiro a estar en las primeras tres votaciones del partido, por eso estaré en la Asamblea para ayudarle a Cundinamarca y a Soacha. Tengo la mayor opción del municipio para estar en la asamblea, sin descalificar a a nadie, y allá voy a trabajar por el municipio; Soacha necesita definir sus relaciones con Bogotá, que su hospital se haga, teniendo en cuenta que la plata está en los bancos y que este gobierno no fue capaz de gastarse esos recursos, entonces el próximo gobierno tendrá que asumir el reto de invertir esos $58 mil millones que están guardados. El municipio tendrá que definir sus relaciones con la región, yo soy amigo de armar un proyecto de ciudad región con Cundinamarca y no un proyecto de Área Metropolitana con Bogotá; una cosa es el área metropolitana y otra es impulsar un proyecto de ciudad región con Cundinamarca, fortaleciendo la provincia y la autonomía de nuestro departamento en la parte administrativa y política, y en sus recursos.

Además de lo que nos ha contado, ¿qué otras cosas quiere hacer desde la Asamblea?

Quiero trabajar en el mejoramiento de la calidad de la universidad de Cundinamarca, hay que darle las herramientas para que forme nuevos profesionales y se abran nuevas carreras, que amplíe la cobertura. Debemos fortalecerla económica y presupuestalmente, pero se requiere renovar los cuadros de la universidad que permitan traer nuevas carreras, una moderna calidad educativa para que saque profesionales distintos que el país reclama para la competitividad y un mundo inmerso en la gran globalización.

Además quiero ayudarle a los municipios, ayudar al alcalde que el pueblo elija para que haga un buen gobierno, cualquiera que sea. No nos podemos dar el lujo que el diputado no le ayude a su pueblo por el hecho de que el alcalde sea o no amigo. Cualquiera que sea el alcalde, le voy a ayudar porque esa es la misión que tengo, servir y ayudar al municipio.

¿Y cómo se manejarían las relaciones con Bogotá y el departamento?

Hay que fortalecer las relaciones con el país, con el departamento y con Bogotá. Este municipio tiene intereses políticos, económicos, administrativos, empresariales, de movilidad y seguridad con la gran ciudad de Bogotá. No podemos ser ajenos a mantener las buenas relaciones con la capital, a armar una agenda de trabajo para que permita que la calidad de vida de este millón de habitantes mejore y crean que en Soacha se pueda hacer identidad, que las nuevas gentes que llegan al municipio sean acogidas y que los soachunos, su gobernador, sus diputados, su alcalde y sus concejales, le demos solución a tantos problemas que hoy reclaman los ciudadanos.

Soacha tiene un problema de identidad y eso se ve reflejado en las elecciones. ¿Qué hacer para que los votos no se pierdan y la gente decida respaldar a los candidato s del municipio?

Creo que esta crisis que tiene el municipio nos tiene que llamar a la reflexión y a tomar conciencia, creo que todos los segmentos poblacionales del municipio han sufrido los últimos 10 años problemas como la poca calidad educativa, la escasa prestación de servicios de salud, la falta de decisión de políticas públicas claras del alcalde, todo esto ha llevado a que la ciudad sufra un deterioro en su calidad de vida. Y la gente en el fondo sabe que por un lado está la falta de recursos, pero por el otro se encuentra la poca representatividad que tiene en el Congreso de la República, en la Asamblea, en la burocracia nacional, entonces en la medida que el pueblo se ha venido dando cuenta del deterioro que hemos sufrido, pues así mismo reflexiona y creo que esta vez los ciudadanos van a tomar madurez y a apoyar a los representantes del municipio.

Por el otro lado, la gente tiene que evaluar que el que vive en Soacha apoya a Soacha y que el que viene de afuera simplemente se lleva los voticos y poco o nada le deja a la ciudad. Yo los invito a todos a que hagamos esa reflexión y apoyemos la soachunidad, que los medios de comunicación nos ayuden, hay que hacer una convocatoria de medios para que los empresarios, las ONG, las fundaciones, las iglesias, en todo lado se hable de la soachunidad para darle al municipio una identidad, por eso apoyemos a los representantes de acá, ojalá tengamos muchos diputados que permitan que el presupuesto departamental y nacional llegue a Soacha.