En Bosa San Bernardino, la comunidad muisca invita a su festival que se realizará este fin de semana.


El Cabildo indígena muisca de Bosa celebra el Festival Jizca Chia Zhue: El vuelo del Khynza, en su 10ª versión, un encuentro intercultural con el propósito de fortalecer su cultura ancestral y realizar su ritual más emblemático como ofrenda al Sol y la Luna. Esta gran celebración se realiza los días 13,14 y 15 de Noviembre del presente año, en la vereda San Bernardino de Bosa (Transrversal 87b No. 79-60 sur).

En la tradición cultural de los pueblos indígenas de América hay fechas muy especiales como el solsticio de verano para rendir homenaje, rituales de pegamento, a sus máximas deidades entre ellos al Padre Sol “Kaku Bunkwakukwi”, en lengua arhuaca; todos los hijos del sol y de la tierra rinden tributo en honor a lo que ellos significan para su existencia. En este caso los muiscas de Bosa cantan, danzan y ofrecen sus rituales para agradecer por las cosechas, en un canto de retribución al sol, a la tierra, al aire, al fuego y al Agua, elementos vitales de su vida y cultura ancestral para mantener el equilibrio natural.

Ello responde a la importancia de recuperar y fortalecer el verdadero significado de estas tradiciones que o se les ha dado una interpretación y apropiación comercial, vanal si se quiere, o que las religiones han apropiado como otros ritos, tal es el caso de navidad y año nuevo, que por demás sólo tiene en cuenta el calendario gregoriano, sin respetar los milenarios y perfectos calendarios agrícolas de las culturas indígenas. Otro caso es la celebración del día de las brujas que responde a una actividad comercial y despectiva, si se quiere, para menoscabar el valor de la mujer y e inducir en los niños, el consumo de confetis, con fines comerciales.

En Colombia y la región Andina los pueblos indígenas preservan diversos ritos: en la Sierra Nevada los Mamos realizan sus pagamentos para mantener la armonía con Sey, Orden Natural, enseñando y orientando el cuidado y respeto por el agua y la naturaleza, para proteger el legado ancestral y la vida; el Kalusturinda, Festival del Perdón, es la máxima expresión cultural, oral y artística de los indígenas Inga y Kamënsá del departamento de Putumayo; en el Caquetá, los Koreguaje recorren el camino de los muertos y recrean la historia de la morada de los espíritus.

El Festival Jizca Chia Zhue: El vuelo del Khynza, es milenario, pero en la Bogotá de hoy las dinámicas socio-económicas y culturales han hecho difícil su realización. En este sentido la Concejala Ati Quigua con las autoridades indígenas gestionaron para incorporar al presupuesto distrital, recursos para realizar algunas festividades como esta, apoyada por la alcaldía local, y otras como el Inti Raimy, Festival de la Chicha en Usme, Festival del Maíz en Suba, entre otros.

Estas festividades rituales responden a la cultura propia de cada pueblo indígena que lo realiza y son de vital importancia para los pueblos indígenas por su gran significado sagrado. Para el Pueblo Muisca de Bosa es trascendental el festival de Boda del Sol y la Luna, pues fortalece su recuperación de legado histórico que ha venido, con gran esfuerzo, realizando.

En Bosa espera la comunidad Muisca a disfrutar esta gran festividad. Ver Programación en el archivo adjunto.

parrillero-1.jpg