Son reiterativas las denuncias sobre fiestas familiares y de amigos en pleno toque de queda en Soacha, pero las mismas autoridades no muestran interés para controlarlas.

En teoría el toque de queda comienza en Soacha a las 8:00 p.m. y están prohibidas las aglomeraciones, pero en algunos casos se hacen reuniones al aire libre o en negocios abiertos sin que la policía llegue a controlar esta violación a la norma.

Un caso que se ha denunciado reiteradamente ocurre en el barrio Villa Sandra de la comuna cuatro. Vecinos cuentan que en la carrera 18 este con calle 43F es frecuente el consumo de vicio y licor sin ningún control por parte de la policía,  “ya que uno llama al cuadrante y responde que ya viene, pero  nunca llegan los policías”, dijo un vecino del sector.

Lo que argumentan los habitantes de este barrio es que los fines de semana hay un grupo de personas que se ha dedicado a hacer fiestas en la calle en la mencionada dirección, pone los equipos de sonido a alto volumen y hacen demasiado escándalo, sin tener en cuenta que en el municipio rige el toque de queda y la ley seca en la noche.

“Uno llama a la Policía y le dice que van a pasar, pero nunca vienen. La verdad estamos aburridos con ese ruido y escándalo, no sabemos entonces a quién acudir”, relató una residente del barrio.

Algunos aseguran que además del ruido y el licor, los protagonistas del escándalo también consumen estupefacientes, lo que aún hace más peligroso este tipo de reuniones, por eso reiteran el llamado a la Policía y la Secretaría de Gobierno para que le pongan freno a esta situación.

Fotografía: apoyo