En 2017, la Constructora Bolívar, la Fundación Bolívar-Davivienda y Tiempo de Juego, idearon un torneo de fútbol donde predominara el compromiso y los valores entre niños y niñas de Ciudad Bolívar, Soacha,  Madrid y Mosquera, en donde pactaran  sus propias reglas antes de jugar al fútbol. Aquí vale más el juego limpio que los goles.

Cada sábado, niños y jóvenes  de estos municipios salían a adquirir habilidades y competencias que les permitiera ejercer un liderazgo positivo en sus comunidades.

Para el caso de Soacha, el torneo denominado “Convivir Jugando” se viene desarrollando en Ciudad Verde y hoy llega a su final. Cientos de  niñas y jóvenes  fueron beneficiados del novedoso programa.

Patricia Zambrano, mediadora del proyecto, aprovechó cada sábado por la mañana para ir a Ciudad Verde en Soacha, y “promover la cultura de conciliación”.

A través de esta modalidad, el fútbol se convierte en una herramienta para “fomentar transformaciones muy importantes en las comunidades”, agregó.

Antes de cada partido se pactan reglas como por ejemplo: que cada equipo tenga  entre sus integrantes por lo menos a una niña, o que los goles anotados valgan por dos. Aquí lo más importante es “convencerlos  que a través de los acuerdos que realizan pueden solucionar los conflictos sin necesidad de recurrir a la violencia”, afirmó Andrés Rubio, mediador en los partidos que se juegan.  

Este sábado 22 de junio se jugará la gran final  de “Convivir Jugando” entre los equipos campeones de cada zona y se realizará un acto de premiación con presencia de los aliados del proyecto y las familias de los participantes.

Apoyo: semana