Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció que se han registrado anomalías en la Unidad Nacional de Protección (UNP), organismo encargado de proteger a los periodistas.


El organismo se encarga de proteger a los periodistas, en especial a Javier Osuna, quien desde hace años padece escuchas telefónicas e «incesantes» actos de intimidación.

En los últimos cinco meses, según la ONG, ese periodista independiente ha sido víctima de robo de información y de irrupción en su oficina, así como de amenazas hechas por hombres que circulaban en motocicleta cuando él se desplazaba en su carro.

Todo ello, lamenta RSF, a pesar de que desde agosto de 2014 cuenta con un dispositivo de protección de la UNP, que fue reforzado a principios de 2015.

«Ante estos hechos, surgen dudas respecto a la eficacia y, sobre todo, la integridad de este mecanismo nacional de protección», indicó el organismo en su comunicado, en el que tachó de «muy preocupantes» las irregularidades constatadas, entre otras, en la designación del personal a su servicio.

Para RSF, el caso de Osuna «ilustra las enormes dificultades de los periodistas colombianos para investigar temas delicados y el grado de corrupción que padece el país».

La ONG recordó que Colombia ocupa el puesto 134 de 180 de su última clasificación mundial de la libertad de prensa y subrayó que las autoridades colombianas tienen la responsabilidad de proteger a Osuna y deben, «con urgencia, reformar los mecanismos de la UNP y reforzar su transparencia».

Fuente: Publimetro.co