La Oficina Provincial Sabana Centro (OPSC) de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) realizó la entrega de una Boa Constrictor, un lobo pollero, un búho currucutú, una tortuga icotea, una tortuga morrocoy y un loro a la Fundación Bio-Andina.


Los seis animales fueron entregados al grupo de fauna de la Oficina Provincial Sabana Centro y posteriormente llevados a la Fundación Bio-Andina ubicada en Mesitas del colegio.

La Boa Constrictor fue encontrada en el municipio de Zipaquirá por la Policía Nacional, el reptil fue entregado a la Corporación donde inicialmente se realizó una evaluación de su estado de salud, después fue llevada a la Fundación Bio-Andina donde afirmaron que el reptil necesita un tratamiento en la piel para que no se infecte.

El Lobo Pollero fue llevado al parque Jaime Duque por trabajadores de la Empresa Bavaria que lo encontraron en uno de los camiones provenientes de la Costa Atlántica, donde fue cuidado por 15 días. El grupo de Fauna y los veterinarios de la Fundación lo diagnosticaron en óptimas condiciones de salud por tanto será liberado próximamente.

​El Búho Currucutú fue encontrado por funcionarios de la Alcaldía de Tenjo y fue entregado al Bio-parque la Reserva ubicado en el municipio de Cota donde fue cuidado por ocho días, su comportamiento inicialmente era doméstico, pero el Bio-Parque lo junto con un animal de la misma especie para que se tratar de adaptar nuevamente a su hábitat respondiendo positivamente.

El Loro frente amarilla se encuentra en alerta roja por peligro de extinción, este animal llegó a manos de la Corporación en compañía de dos tortugas una de la especie icotea y la otra morrocoy. Los tres animales eran utilizados como mascotas por una familia pero voluntariamente fueron entregados a Bio-Andina y después al grupo de fauna de la Oficina Provincial, la Fundación diagnóstico al loro con obesidad, la tortuga Icotea presentaba malformaciones en su caparazón y el morrocoy estaba en positivas condiciones de salud.