De manera contundente el Mandatario Cundinamarqués, Nicolás García, anunció el cierre de los pisos 7, 8 y 9 del hospital de Girardot luego de registrar las condiciones inhumanas e indignas en que son atendidos los pacientes de la Provincia del Alto Magdalena, así como la falta de pago de la nómina al personal de salud que allí prestan sus servicios.

“Iniciamos el año anterior con una pandemia que nos ha obligado a ser flexibles en muchas situaciones, a tolerar algunas acciones para poder garantizar la prestación del servicio de salud tanto para pacientes Covid, como para los pacientes de otras patologías; pero lo que no podemos tolerar desde Cundinamarca es el trato inhumano e indigno a los pacientes de la ciudad de Girardot: habitaciones sin agua, UCIs sin aire acondicionado, personal de la salud sin pago y cero conformes con su trabajo y con la entidad para la que prestan los servicios. Por eso hoy desde la Secretaría de Salud hemos tomado la decisión de cerrar los pisos 7, 8 y 9 del hospital de Girardot hasta que cumplan con todas las medidas sanitarias, dignidad para los pacientes, para las familias y el cumplimiento de las obligaciones establecidas en el contrato entre Dumián y el departamento de Cundinamarca”, indicó el Gobernador García Bustos.

De acuerdo con el gobernador, en estos pisos había Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sin aire acondicionado y habitaciones y baños sin servicio de agua. Además, el hospital tenía personal de salud que no estaba recibiendo sus pagos, por lo que no estaban conformes en su trabajo.

Con esta determinación se ratifica el compromiso que tiene a Administración Departamental en garantizar la calidad en la prestación del servicio de salud que merecen los girardoteños y los habitantes de la provincia del Alto Magdalena.

Fuente y fotografía: Prensa Gobernaciòn de Cundinamarca