Durante la reunión de autoridades nacionales, el Gobernador del departamento manifestó que Soacha requiere un Consejo Nacional de Política Económica y Social, además de un censo que permita reconocer las necesidades reales del municipio.


Reparar de forma integral a las víctimas del conflicto, analizar las problemáticas de Soacha de manera estructural, constituir un plan de choque que genere soluciones inmediatas a la creciente crisis y establecer un Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) para este municipio, fueron parte de las propuestas presentadas por el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, en el marco del conversatorio para la garantía de derechos humanos (DDHH) que se desarrolló en el municipio.

«Para lograrlo, es necesario entender que Soacha es una ciudad con una dinámica social muy particular, en donde existen entre 60 y 70 mil personas víctimas de la violencia, que llegaron a este municipio a buscar una oportunidad de vida», afirmó el gobernador Rey Ángel.

El mandatario de los cundinamarqueses fue enfático en señalar la necesidad de actualizar la información que se tiene respecto a Soacha en las diferentes entidades del estado. «La realidad es que en esta ciudad tenemos una alta tasa de marginalidad, un elevado número de barrios en la ilegalidad, una localidad que no ofrece muchas oportunidades de empleo y que tampoco cuenta con circunstancias favorables para recibir buena educación; en donde no tenemos, ni siquiera, un censo actualizado para saber cuántas personas viven allí y así poder proyectar una política pública equitativa y de calidad.

«Coincidimos con la señora Aida Avella, de la UP, en que Soacha es un territorio estratégico para grupos paramilitares y agrupaciones para control territorial del microtráfico. Pero también debemos decir que Soacha hoy no tiene dolientes, que hoy cuenta con un mínimo presupuesto frente a todas las necesidades que tiene. Y espera de su departamento un apoyo, con el que desafortunadamente no contamos, para responder a las necesidades tanto de infraestructura como de sus componentes sociales».

Por otro lado, según el reporte presentado por el General Jorge Nieto, comandante de la Policía Nacional, la institución viene haciendo un trabajo estructurado que ya da sus primeros resultados. “A la fecha, se ha logrado un 37% de reducción de homicidios en 2016. La idea es llevarlos a su máxima expresión. Se debe seguir luchando contra las diferentes estructuras delictivas de todo tipo, específicamente las de tráfico de estupefacientes y hurto. 20 estructuras han sido identificadas en Soacha, y en lo corrido del año ya se han desarticulado las 3 primeras”.

Frente a este panorama, el Gobernador manifestó:

«Por todo lo anterior, vale la pena recordarle al Gobierno Nacional, y a los actores presentes, que con Soacha hay que hacer algo; que Soacha amerita una norma especial, un Conpes. Que se analice de manera estructural, que se revisen cuáles pueden ser esas medidas de choque para poder solucionar esta crisis que sigue en aumento» aseguró el gobernador Jorge Rey.

Según el mandatario, siete familias víctimas de la violencia llegan al día a Soacha, a incrementar la marginalidad, lo que genera una explosión en los componentes sociales: aumento del abuso sexual, maltrato a la mujer, lesiones personales, microtráfico y minería ilegal, entre muchos otros fenómenos sociales

«Soacha no es un problema de ahora, es un problema de hace mucho años, que hay que mirarlo de manera estructural. Por ejemplo, en el tema de minería ilegal, desde del Consejo Directivo de la CAR, estamos monitoreando para lograr hallar responsables rápidamente. Desde el plan de ordenamiento departamental, esperamos que el departamento pueda ser un actor más activo en el ordenamiento territorial», puntualizó el Gobernador

Frente al llamado de la comunidad en temas de protección, la Unidad Nacional de Protección (UNP) informó que el 85% de los recursos de la UNP han sido destinados a la protección de grupos vulnerables, para 8.300 personas, de las cuales el 45% pertenecen a la población de Soacha.

Entre tanto, la Defensoría del Pueblo anotó que, a través del sistema de alertas tempranas, han elevado seis notas de riesgo en el 2016, para la implantación de medidas y posteriormente establecer las medidas de protección. “En Soacha se ha implementado el programa ‘casas de derecho’ que son sitios para la reconstrucción del tejido social y la recomposición de la sociedad”.

Finalmente, de acuerdo con el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, Soacha está sobrediagnosticada y atraviesa por un grave problema estructural. Según el Ministro, quien mostró un respaldo absoluto a la solución, “la finalidad es mejorar los programas de seguridad y convivencia para entregar herramientas a la Policía y agentes del orden para garantizar efectividad”.