Aunque para la mayor parte de los habitantes de Soacha no existe aún la Zona Franca del municipio, el gobernador Andrés González presentó en su Audiencia de Rendición de cuentas la conformación de 17 zonas francas que supuestamente generaron más de 80 mil empleos y que beneficiaron a diez poblaciones del departamento.


En las cuentas de González Díaz, los municipios beneficiados con Zonas Francas en Cundinamarca fueron Cajicá, Cota, Facatativá, Funza, Gachancipá, Mosquera, Soacha, Sopó, Tenjo y Tocancipá.

Sin embargo al explorar los alcances de una zona franca, en Soacha aún no funciona un espacio geográfico delimitado en donde se desarrollen actividades industriales de bienes y servicios o actividades comerciales, bajo una normatividad especial en materia tributaria, aduanera y de comercio exterior.

Según Wikipedia,” una zona franca es un territorio delimitado de un país donde se goza de algunos beneficios tributarios, como el no pago de derechos de importación de mercancías, el no cobro de algunos impuestos o regulación de éstos. En ellas suelen crearse grandes centros de compra y se instalan con frecuencia industrias maquiladoras o almacenes especiales para la mercancía en tránsito”.

Una zona franca debe tener las siguientes finalidades:

-• Ser instrumento para la creación de empleo y para la captación de nuevas inversiones de capital.
-• Ser un polo de desarrollo que promueva la competitividad en las regiones donde se establezca.
-• Desarrollar procesos industriales altamente productivos y competitivos, bajo los conceptos de seguridad, transparencia, tecnología, producción limpia, y buenas prácticas empresariales.
-• Promover la generación de economías de escala.
-• Simplificar los procedimientos del comercio de bienes y servicios, para facilitar su venta.

Para el gobernador González Díaz, Cundinamarca es el departamento con más zonas francas del país, 17 de las cuales se conformaron en su gobierno. Sin embargo queda el vacío de cuántas realmente funcionan y operan como tal.

Si bien es cierto en 2008 fue aprobada en Soacha la construcción de una planta de vidrio plano flotado por 154 millones de dólares cuyos socios mayoritarios son el grupo francés Saint-Gobain, el inglés Pilkington y el grupo Suramericana con una participación minoritaria, esta construcción por sí sola no puede constituirse como zona franca.

Lo anterior significa que aunque el gobernador González Díaz en su rendición de cuentas se ‘adornó’ aduciendo como logro suyo la constitución de una zona franca en Soacha, para muchos esta afirmación es el reflejo de lo que hizo en el municipio durante los últimos cuatro años, es decir, NADA significativo.