El día miércoles 20 de octubre más de 300 trabajadores de la salud se tomaron la Catedral Primada de Bogotá presentando una serie de peticiones, en la noche todo quedó aparentemente resuleto. Hoy se rompen los diálogos porque los delegados del Ministerio de Protección Social en Salud, no asistieron a la reunión que tenían convocada el día de ayer (21 de enero) sobre el medio día.


Los trabajadores de la salud, que hoy se toman la plaza de Bolívar, solicitan entre otras cosas que los recursos originados en el Estado de Emergencia Social en Salud, procedan de la nación y no de los usuarios y consumidores, y que se tenga como prioridad cubrir la inmensa deuda que hay con los hospitales públicos de las Entidades Territoriales, restituir a los hospitales públicos su naturaleza, eliminando la privatización parcial o total de servicios, integrando a la planta de personal los trabajadores que sean necesarios para garantizar la adecuada prestación del servicio a la comunidad, y devolver a las entidades territoriales su autonomía, competencias y recursos, determinadas en la Constitución de 1991, actualmente suplantadas por los intermediarios financieros.

A su vez, los trabajadores de la salud denunciaron que el gobierno nacional entregó la semana pasada a los gobernadores de los departamentos un documento con el cual se les explica detalladamente, cómo privatizar la prestación del servicio de salud por medio de contratos de concesión con operadores externos.

Con los nuevos decretos expedidos, la población tendrá que pagar más por los servicios y procedimientos de salud, se aumentarán los impuestos a los licores, vinos, cervezas, juegos de suerte y azar, e incluso deberá asumir hasta la mitad de lo que ordene el juez, en el caso de que decida interponer una tutela, con el fin de hacer valer un derecho fundamental.

Igualmente, con la implementación y desarrollo de las llamadas zonas francas hospitalarias, los pobladores serán despojados y desplazados de las entidades públicas que hoy les prestan los servicios de salud y las instituciones hospitalarias que las integran estarán destinadas a la atención de personas pudientes que serán los únicos que podrán pagar los altos costos del servicio.

Desde tempranas horas de hoy viernes 22 de enero, cientos de trabajadores de la salud, se encuentran en la Plaza de Bolívar, luego que se rompiera unilateralmente los diálogos iniciados con el gobierno nacional, por parte de los delegados del Ministerio de Protección Social en Salud, quienes no asistieron a la reunión que tenían convocada el día de ayer sobre el medio día.Según el Viceministro Carlos Ignacio Cuervo, la prioridad del gobierno es la promulgación de los decretos de Emergencia Social, pues las facultades extraordinarias del Ejecutivo terminan el día de hoy, desconociendo con esta respuesta, que precisamente la protesta que se realiza por los trabajadores de la salud desde el día martes, es por la expedición de los mismos, entre otras cosas.