Mediante la celebración de una eucaristía, desarrollada en la represa del Sisga, caracterizada por su importante belleza y conservación, la Policía de Cundinamarca y las autoridades departamentales firmaron un compromiso por la preservación del recurso hídrico. En el evento se hicieron presentes el Coronel Carlos Rojas y el director de la CAR, Néstor Franco.


A través de una eucaristía brindada por el párroco de la Policía de Cundinamarca, institución en esta ocasión representada por el subcomandante del departamento, coronel Carlos Humberto Rojas, se reiteró el compromiso que tanto los uniformados como el gobierno tienen con el cuidado del agua.

El subcomandante de la DECUN, el coronel Carlos Rojas, manifestó:

“La policía nacional viene generando unas líneas de prevención teniendo en cuenta las dificultades que están afectando al país y especialmente a Cundinamarca, en reiteración de nuestro compromiso con el recurso hídrico, la policía está desarrollado este gran acontecimiento a nivel nacional, donde la institucionalidad se está acercando a la comunidad, para poder hacer un alto en el camino para concientizar a la comunidad de no continuar en esta dinámica de maltrato a la naturaleza. En vez de ello nosotros como autoridad representaremos un agente que promueva y actúe para recuperar nuestra naturaleza, de mano con cada uno de los habitantes del departamento”, destacó, Rojas.

De manera simbólica, el párroco, Leonardo Fabio López, quien presidió la eucaristía, brindó ofrendas que representaron el cuidado y abundancia del agua, los árboles y las flores; conjuntamente realizó varias reflexiones en torno al cuidado del medio ambiente.

Por su parte el director de la CAR, Néstor Franco, compartió con los asistentes información importante respecto al cuidado de los bosques andinos que generan el recurso hídrico y la importancia del cuidado y priorización de la vegetación nativa.

“De forma impotente pudimos observar como los cerros orientales de Bogotá fueron consumidos por las llamas durante varios días, dicho incidente pudo haber sido revenido si se hubiese conservado la vegetación nativa que los caracterizaba. En nuestros bosques, la siembra de pinos está acabando con el suelo, ya que debido a su longitud y ancho obstruye por completo la entrada de luz a la tierra, razón por la que esta empieza a carecer de nutrientes. El llamado es para que cuidemos nuestros bosques nativos y toda la riqueza natural que tenemos, el mayor cambio empieza desde las actitudes más pequeñas como conservar nuestra basura hasta depositarla en un lugar adecuado”, resaltó.

Por su parte el gobernador, Jorge Emilio Rey, que no pudo hacerse presente en la actividad, sin embargo, desde la distancia, resaltó su compromiso agradeciendo la participación de los asistentes.

“Resaltamos la presencia de las niñas y niños del grupo ambiental ‘amigos de la naturaleza’, quienes con su presencia representaron el legado de una nueva generación en busca de sembrar conciencia para la preservación de los recursos naturales. Así mismo nuestra gratitud con el padre Fabio López, quien con sus oraciones presidió este importante acto de fe, y al director de la CAR Néstor, por su trabajo contante para la protección del ecosistema”, señaló el mandatario.

Finalmente cabe resaltar que a la bendición del agua también se hicieron presentes el alcalde de Chocontá, José Rincón; la alcaldesa de Tiribita, Patricia Vaca; de Villa Pinzón, Gildardo Melo y de Guatavita, Roberth Peña. Acompañados de los integrantes de organismos de socorro, bomberos y defensa civil, comunidad de la provincia de las Almeidas e integrantes del gabinete departamental.