Un exitoso balance es el que puede hacer este proyecto en Soacha, pues a lo largo de su desarrollo logró consolidarse en los diferentes sectores del municipio, llevando a todos los jóvenes que participaron en él, el mensaje de paz, convivencia, tolerancia, inclusión y respeto por las diferencias.


ediles-de-soacha

ediles-de-soacha

Sin duda, el logro más significativo de Golombiao en este año fue haber sido reconocido como la mejor experiencia en Colombia en el Torneo Nacional del proyecto realizado recientemente en Medellín, además de lograr llegar a los sectores más marginados del territorio para vincular a decenas de niños, adolescentes y jóvenes en esta propuesta creada en el año 2003 por el Programa Presidencial Colombia Joven.

“Se genera una expectativa para el próximo año hacia los jóvenes que quieran seguir participando en Golombiao. En los últimos días se nos han acercado muchos niños y jóvenes que desean hacer parte de este proyecto. Lo mejor de Golombiao en este 2011 fue la unión de los muchachos que en los barrios, por X o Y motivo tienen rivalidades, pues por encima de estas, dentro de la cancha compartieron un lugar en un escenario deportivo, estuvieron todos juntos y solucionaron sus diferencias de una forma pacífica”, explicó Alex Hernández, facilitador de Golombiao.

Medallas, reconocimientos y menciones especiales fueron las características de esta jornada de clausura, en la que además de recibir las mencionadas distinciones, los jóvenes participantes hicieron un balance de lo que para ellos significó haber hecho parte de esta iniciativa:

“Quedé contenta porque gracias a Golombiao pudimos expresarnos a través del fútbol y cambiamos muchas cosas, pues creíamos que en este deporte era sólo peleas. Lo mejor fue que pudimos conocer muchas personas, por lo menos yo pude ir a Medellín a convivir con otros muchachos de otras ciudades y fue algo muy interesante porque a medida que pasa el tiempo uno conoce más personas interesantes. Nunca había viajado en avión, esa fue mi primera vez, entonces fue algo chévere, pude viajar y ver de cerca otras costumbres en esta ciudad”, expresó Kimberly Buitrago.

“Golombiao es un buen proyecto porque en él pude conocer muchas personas con las cuales hicimos una amistad, ya cuento con más amigos. El aprendizaje fue muy grande y la verdad ha sido una gran oportunidad para estrechar lazos y aprender a convivir mejor con personas que uno jamás se hubiera imaginado”, agregó Marlon Stiven Reyes, participante de Golombiao.

A partir de 2012 la idea es empezar a capacitar jóvenes para que repliquen toda su experiencia con otros muchachos, a fin de que sean ellos quienes empiecen a liderar el proyecto, pues como lo dijo Hernández: “Ellos son los que necesitan y merecen ser apoyados, en lugar de darles la espalda”.