Como resultado de importantes trabajos de inteligencia y seguimiento, la Policía de Cundinamarca logró desmantelar una de las bandas más activas en la Sabana Occidente y Centro.


La banda denominada «Los socios» realizaba sus operaciones de tráfico de alucinógenos mediante la modalidad express o a domicilio, además reclutaban menores de edad con el fin de realizar operaciones comerciales en Cota, Facatativa y algunos sectores de Suba.

Para lograr la captura de los 20 delincuentes que pertenecían a la banda, agentes especializados se infiltraron la organización colocando uniformados vestidos de civil con la intención de llegar a los expendedores. Una vez se identificaron a varios de ellos, se procedió a realizar seguimiento a través de entrevistas, videos, fotos y otras pruebas que permitieron conocer en detalle la identificación de la banda y su organigrama en donde a la cabeza estaba «El patrón».

Con la desarticulación de la banda también se logra garantizar tranquilidad a los municipios afectados, ya que «Los socios» no solamente expendían alucinógenos sino que también amenazaban la seguridad de estos sitios. El caso permitió la captura de 20 personas por orden judicial por el delito de concierto para delinquir, tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.