El cansancio de la comunidad por la ola delincuencial desatada en Bogotá sigue llevando a las personas a tomar la justicia por mano propia.

Un nuevo ejemplo sucedió en el barrio Lucero Bajo de Ciudad Bolívar, cuando un presunto ladrón atracó a una residente del sector y le robó el celular, pero vecinos detuvieron al sujeto, quien fue golpeado y hasta recibió un disparo en la rodilla izquierda.

Lo que los residentes cuentan es que el sujeto atracó a una mujer con arma blanca y le robó el celular en una ruta alimentadora del barrio, pero al emprender la huida fue atrapado por residentes de la zona y posteriormente golpeado fuertemente.

En medio del bullicio se escudaron dos disparos, uno de los cuales impactó cerca de la rodilla izquierda del delincuente. La comunidad se dispersó y dejó al sujeto herido; a los pocos minutos arribaron dos policías, quienes lo auxiliaron porque estaba ensangrentado y cojeando por el impacto de bala.   

Uno de los policías le echa agua para limpiar la sangre, pero minutos después el presunto delincuente es llevado a un centro asistencial en ambulancia.  A esta hora se desconoce su el sujeto fue dado de alta o continúa siendo atendido por personal de la salud.