«El barrio se está inundando de personas que vienen de otros sectores a amenazar a los estudiantes, incluso docentes y alumnos han sido víctimas de robos y atracos a mano armada, prácticamente en las puertas del colegio». Esta fue la denuncia realizada hoy por un docente de la I.E. Luis Carlos Galán de Cazucá.


calle-soacha

calle-soacha

Ante semejante problemática, un grupo de docentes y alumnos-cansados de amenazas y del descuido estatal- se hicieron presentes en la Secretaría de Educación del municipio para reclamar más presencia de las autoridades y cumplimiento a las promesas del alcalde hace tres meses. Profesores y estudiantes coincidieron en manifestar que el burgomaestre municipal anunció la construcción de un CAI en la zona como medida de seguridad para la comunidad del sector, pero hasta ahora no ha pasado de ser una promesa.

Constantemente, tanto alumnos como docentes están expuestos a atracos y robos por parte de grupos delincuenciales, sin que las autoridades o el mismo municipio hagan algo para proteger su integridad. El último caso se registró el pasado martes cuando cinco profesores fueron atracados con arma de fuego muy cerca al colegio.

Pero más allá de las denuncias de atracos y robos, la preocupación mayor es las amenazas a estudiantes por grupos provenientes de otros sectores. Eso ha generado sosobra entre la comunidad educativa del Luis Carlos Galán, hasta el punto de repercutir en la ausencia de algunos docentes y alumnos por miedo a la situación.

Estudiantes y educadores, quienes pidieron no revelar sus identidades, coinciden en expresar que la situación es tensa y delicada. Una alumna de grado noveno denunció que producto de las amenazas todo este año 2009 no han tenido profesor de artes; otro estudiante manifiesta que todos están cansados de promesas falsas, de vivir diariamente una situación de inseguridad, y de estar arriesgando la integridad debido al olvido de las autoridades.

Un docente expresó su preocupación porque constantemente se han pasado cartas y comunicados a la Personería, Secretaría de Educación, Policía y a la misma Alcaldía, pero la petición no ha tenido eco. «Sólo en algún momento nos mandaron policía que vigilara la entrada y salida de los estudiantes, pero la verdad duró muy poco. La mayor parte del tiempo hemos estado desprotegidos», agregó el educador.

Otro de los problemas que dejaron ver fue la suspensión del transporte para la institución. Desde marzo no se presta el servicio de rutas, complicando aún más la llegada para docentes y estudiantes. Así mismo se denunció el pésimo servicio de agua potable para el colegio; si bien es cierto se cuenta con tanques de almacenamiento, no son suficientes porque muchas veces se agota el líquido y se hace necesario modificar el horario, o simplemente no hacer clases.

Todo este desolador panorama fue puesto en evidencia hoy nuevamente ante la Secretaría de Educación. Un grupo de docentes y estudiantes reclamaron atención a la problemática y exigieron cumplimiento al anunció del Alcalde Ernesto Martínez de instalar un CAI en la zona. En la Secretaría la situación se mostró tensa por varios minutos, debido al anuncio de un funcionario de descontar un día de salario a los docentes que no regresarán al colegio hoy mismo; esa noticia molestó demasiado a los alumnos, inclusive algunos lanzaron gritos de toma al colegio y protesta por las vías de hecho. Sin embargo los docentes, utilizando su sabio manejo de jóvenes, apagaron los ánimos y convencieron a los estudiantes de optar por la vía del diálogo.

Finalmente se hizo presente el Secretario de Educación Segundo Abel Suárez y un representante de la Policía, quienes se reunieron con una delegación de la institución para escuchar el clamor de la comunidad educativa. La conclusión fue el compromiso, tanto del Secretario como de la Policía, de acudir el próximo lunes a la Institución Educativa Luis Carlos Galán para escuchar más de cerca la problemática expuesta y comenzar a generar altrernativas de solución.