Una grave denuncia hizo la registradora de Cundinamarca Martha Toro en la audiencia de escrutinios de las elecciones del domingo, según la cual dos candidatos a la asamblea le ofrecieron 200 millones de pesos cada uno para alterar los resultados y darles una curul como diputados.


Según la delegada departamental, el supuesto ofrecimiento fue hecho por dos candidatos, uno de los cuales salió elegido, y se hizo para acortar una ventaja de 14 o 16 votos y poder obtener la curul.

La denuncia ya fue trasladada a la Procuraduría y la Fiscalía, y para evitar suspicacias y garantizar la transparencia, la registradora Toro fue relevada temporalmente de sus funciones para que el proceso de escrutinio no se vea afectado.