Con unas gratas palabras frente a los demás cabildantes de la ciudad de Soacha y elogiando la labor de cada uno de ellos, el elegido concejal de Bogotá Arthur Bernal renuncio al cargo que venía asumiendo en la corporación municipal desde el año 1990.


Su discurso determinó y caracterizó su trabajo realizado por la comunidad de Soacha, su experiencia en el cabildo y todo lo aprendido con cada uno de sus compañeros concejales.

“He cumplido un hermoso ciclo en mi entrañable Soacha, desde mi primer concejo en el año 90 aprendí a querer esta hermosa ciudad que me dio un enorme privilegio de estar ocupando un cargo en este recinto.

A través de los periodos constitucionales y gracias a Dios y a los habitantes de mi amado San Carlos, tuve el honor de estar aquí cuatro periodos y les confieso que es mucho lo que crecí en todas las áreas de mi vida.

En este periodo agradezco la amistad que me brindaron, la gallardía, el ímpetu con los que discutimos temas candentes, pero siempre afloro el respeto por la diferencia, la altura en nuestros debates han hecho de nuestra corporación una de las más importantes del país.
Al renunciar hoy de manera irrevocable a mi cargo de Concejal, quiero que sepan que los llevo en mi corazón, que aprendí mucho de cada uno de mis compañeros, la tenacidad y lealtad de Cesar, el respeto de Eleázar, la fidelidad y entereza de Arcadio, la sagacidad de Norberto, la espontaneidad y tremenda vocación de servicio de Nelly, la beligerancia de Ramón, el afecto de Héctor, la sensatez de Ignacio, la caballerosidad de Argemiro, la sagacidad de Juan Carlos, la experiencia de Alonso, la humildad de Fidel, la inteligencia y capacidad de Nohora, el respeto de Gloria, la prudencia de Joel, el inquieto de Sepúlveda, la caballerosidad de Giraldo y la inquietante investigación de Martín.

Los llevaré en mi corazón y oración, y sepan que pueden contar conmigo, al señor secretario un abrazo fraternal, así como a cada una de las ejemplarizantes funcionarias y funcionarios de la corporación.
Buen viento y buena mar, que el señor los bendiga y los guarde, y sigan irradiando amor por su gran corazón”.

Con estas palabras el Concejal dijo Adiós al Concejo Municipal de Soacha, para ejercer la misma labor, pero esta vez en el Concejo de Bogotá, donde fue elegido en las pasadas elecciones del 30 de Octubre de 2011.

Los concejales y funcionarios, a su vez, agradecieron también las enseñanzas, apoyo y gratitud que el Concejal Arthur Bernal deja en la corporación, y le desearon éxitos para que pueda cumplir a cabalidad su propósito de reedificar a Bogotá con Principios y Valores.

La corporación está a la espera de conocer por parte de la Registraduría Municipal, el nombre de la persona siguiente en la lista del partido Cambio Radical, para proceder a suplir la falta definitiva que se presenta con la renuncia del concejal Arthur Bernal.