Como ha ocurrido en otros sectores donde el Distrito ha comprado predios, en el barrio La Esperanza los vecinos se organizaron para hacer frente a los saqueadores.

Denunciaron que un grupo de sujetos llegó con barras y martillos a saquear las viviendas para llevarse puertas, ventanas, lavamanos, sanitarios  y todo lo que les sirva, pero les hicieron frente y los sacaron.

Si bien las viviendas ya fueron vendidas al Distrito para ser demolidas por las obras del Metro, lo que dicen los vecinos es que si estas personas se apoderan de la zona, se empiezan a generar problemas de seguridad.

De acuerdo a testimonios, los vecinos tuvieron que salir para mostrar autoridad porque en otros lados se han logrado meter a saquear y algunos se quedan al interior de las viviendas, generando mal aspecto e inseguridad en el sector.