Los recursos destinados a proyectos se están perdiendo por el simple hecho de no saber presentar la iniciativa. Un ejemplo concreto se refleja en las propuestas radicadas por diez comunidades organizadas para la conservación y cuidado del medio ambiente, de las cuales sólo una fue aprobada.


soacha-sibate.jpg

Ante la falencia en la presentación de proyectos, la CAR regional Soacha comenzó a realizar una serie de jornadas de trabajo, capacitación y elaboración de proyectos, las cuales han sido una de las formas más prácticas y cercanas de trabajar con la comunidad, para conocer sus dudas y vacíos frente a la formulación de proyectos. Tan solo entre Soacha y Sibaté este año fueron radicados 10 proyectos ambientales y solo uno de ellos, en el municipio de Sibaté, logró ser aprobado por la Autoridad Ambiental con el apoyo de recursos para su ejecución.

Los líderes de las Juntas de Acción Comunal – JAC, veedores y comunidad en general, tienen diferentes problemáticas asociadas al medio ambiente y protección de su bienestar, las cuales, en muchos casos para su solución, dependen de la entrega de proyectos ante cualquier entidad pública para su revisión, aprobación o ajuste. La clave para los expertos del Banco de Proyectos de la CAR, por ejemplo, está en la correcta formulación de los mismos.

Gonzalo Rodríguez Chía, director Regional de la CAR en Soacha, explicó que “el Banco de Proyectos CAR, es una herramienta para el seguimiento y control de resultados de las iniciativas que se cofinancian y que corresponde al Plan de Acción de la Corporación, la idea con la concertación de estas iniciativas de la gente, es lograr el mejoramiento de la calidad de vida y la sostenibilidad de los recursos naturales al interior de cada comunidad”.

Sin embargo, dentro de los principales requisitos a tener en cuenta para que sean viables las iniciativas están: la carta de presentación del proyecto suscrita por un representante legal, de ahí la importancia de que sean comunidades organizadas, ya que se aprueba a personas jurídicas las iniciativas, no naturales; el proyecto debe estar articulado con el POT del municipio, en caso necesario anexar copia de estudios o planos del proyecto, localización del mismo, cronograma de actividades del proyecto, plan financiero, y estar a paz y salvo siendo legales ante la CAR.

Obdulio Ruiz, líder de la comunidad del sector La Paz en Sibaté, a quienes les fueron aprobados casi 40 millones de pesos para la protección de fuentes hídricas a través de un convenio con la CAR, destaca: “además de los requisitos y la lista de chequeo, siempre nos reunimos en varias ocasiones con la comunidad para tener claro qué necesitábamos y para dónde ir, sabíamos que la prioridad eran las cercas para proteger nuestras fuentes hídricas y de ahí organizados legalmente, se logró hacer el proyecto y que nos aprobaran los recursos para ahora sí hacerlo realidad”.

Es por esto, que la Corporación recuerda a los interesados que la metodología y preguntas frecuentes al respecto de la formulación de proyectos, está disponible en la página www.car.gov.co link Banco de Proyectos y que pueden comunicarse a la línea 3209000 ext. 1639, pues el interés de la CAR está en apoyar las iniciativas ambientales de las comunidades.