Con la presencia de patrulleros de la Policía, miembros de la Junta de Acción Comunal y habitantes del barrio, la comunidad del Pinar de los Sauces, ubicado en la comuna cinco, ahora cuenta con frente de seguridad.


La puesta en marcha del frente de seguridad estuvo a cargo del patrullero Edison Gil, perteneciente al Distrito de Policía Soacha, quien junto a la comunidad del sector protagonizó un simulacro para ver la reacción de los habitantes al escuchar la alarma que está en funcionamiento desde hace ocho meses.

José Alberto Cifuentes, presidente de la Junta de Acción Comunal, y el patrullero Gil, estuvieron a cargo del simulacro e invitaron a la comunidad a estar unidos contra la delincuencia y respaldar la creación del nuevo frente de seguridad.

La mayor problemática del barrio es la montaña que se encuentra en la parte trasera de las viviendas porque es por donde bajan los delincuentes que afectan la seguridad de los residentes, al tiempo que se ha convertido en lugar propicio para los jóvenes que suben a fumar vicio, amenazando el bienestar y la integridad de los niños que salen a jugar.

Uno de los presentes en la reunión fue el patrullero Ayala, quien dijo: “La creación de estos frentes tiene como objetivo que la comunidad haga la aprehensión del delincuente y espere la llegada de la policía, debido a que es un poco complicado responder de inmediato porque tenemos a cargo 8 sectores y no podemos atenderlos todos al tiempo”, sostuvo.

Un frente de seguridad está compuesto por un grupo entre 10 y 15 personas con el propósito de saber y estar pendiente, no solo de qué está pasando en el sector, sino también cuidar la integridad de los vecinos.

El objetivo de formar un frente se seguridad es generar una mejor convivencia ciudadana, por eso la unión de cada habitante es primordial para evitar robos y delitos. “La alarma es un sistema que alerta a toda una comunidad en caso de emergencias, robos e incluso si hay violencia intrafamiliar”, sostuvo el presidente de la junta, quien además invitó a los vecinos a no accionarla si no es necesario.

Al final de la reunión, el patrullero Gil pudo conformar el nuevo frente de seguridad del sector del Pinar de los Sauces y recomendó a los habitantes comunicarse con su cuadrante debido a que si llaman al 123, la acción de la policía no será inmediata porque es una línea de Bogotá.