Un inmenso riesgo corren los peatones que a diario transitan por la carrera 9 con calle 34 en límites entre las comunas cuatro y cinco, debido a la falta de semáforos que ayuden a controlar el alto tráfico vehicular que se mueve en la zona.


El mal estado de la vía no es impedimento para que las cientos de personas que a diario se movilizan por la carrera novena estén expuestos a lo que puede ser una tragedia. La escasa señalización sumada a la imprudencia de algunos conductores, generan temor entre la comunidad que desde hace tiempo solicita medidas urgentes para que se disponga de un semáforo o se tomen las medidas correspondientes que minimicen el riesgo que corren quienes se desplazan entre las comunas cuatro y cinco o viceversa.

“Yo vivo por este lado desde hace 10 años, pero la vía pareciera que lleva unos sesenta de construida porque los vehículos pesados pasan constantemente por aquí y no se le hace arreglo a la carrera novena, además llevan bastante velocidad y a los conductores no les importa si hay piedra o no, también hay varios colegios por acá e incluso estudiantes que llegan de otras instituciones educativas pero que viven por acá. No he visto accidentes pero no hay que esperar a que pase algo para que se tomen las decisiones”, expresó Hilda Forero, residente de la comuna cuatro.

“Por respeto a las mujeres, adultos mayores y niños que salen de estudiar y que por obligación toman esta vía para llegar a sus casas, se debería hacer algo por parte de la administración, porque la verdad déjeme decirle que esta calle da es tristeza, todos los buses también pasan por aquí para tomar la calle 30 y no es que se haya visto alguna vez que la reparcheen a pesar de ese estado tan deplorable que presenta”, aseguró Jaime Rincón, habitante de la comuna cinco.

Cabe indicar que además de la falta de señalización, los residentes exigen la disposición de un cruce peatonal como alternativa de orden y medida de seguridad frente a este tema que inquieta a varias personas, así como para los habitantes que aunque no denuncian, exponen diariamente su vida sin ninguna precaución y con un desconocimiento acerca de las implicaciones que tiene la ausencia de señales de tránsito y de respeto al peatón.

“La verdad aquí falta liderazgo porque si usted se da cuenta, la mayoría de este sector de la carrera 9 con calle 34 son conjuntos cerrados y cada quien vela por lo que le conviene, pero nadie por lo que nos conviene a todos y eso desanima a las demás personas que se dejan contagiar de ese pesimismo y comienzan solo a quejarse, siendo inútil el esfuerzo que algunos pocos tratamos de medio hacer para colaborar en algo aquí en la zona”, manifestó José Libardo Contreras, comerciante del sector.