Ante la impotencia mostrada por la ANI y la Concesión Bogotá-Girardot para reparar el semáforo ubicado en la Autopsita sur, entrada a Ducales, el secretario de Movilidad de Soacha, Mario Morales, gestionó una colecta con el sector privado para reparar el señalizador vial.


Cabe aclarar que por Ley 105 de 1993, la cual indica que los municipios no pueden invertir en reparación de vías concesionadas, la alcaldía de Soacha no puede hacer ninguna obra en el corredor de la Autopista Sur, motivo por el cual fue necesaria la consecución de dineros privados para llevar a cabo el arreglo.

Pero aun así, la gestión del secretario de movilidad permitió poner en funcionamiento el semáforo luego de estar dañado por más de tres meses a causa de un accidente vehicular que ocasionó el problema.

La solicitud para el arreglo se hizo a la Agencia Nacional de Infraestructura – ANI, la cual pasó el caso a la Concesión Bogotá-Girardot, por ser un carril de vías concesionadas. Esta última manifestó que el semáforo había sido entregado a la Policía Nacional en abril de 2014, por lo que ninguna de las dos entidades se hizo cargo de su arreglo.

Durante el tiempo que el semáforo estuvo fuera de servicio, los residentes de la zona denunciaron de forma reiterada accidentes en el cruce, pero aun así la Concesión hizo oídos sordos.

“Todos los días habían accidentes, con suerte sucedía uno mínimo, además para nosotros como ciudadanos nos resultaba muy complejo poder cruzar la avenida porque no había forma de controlar a los conductores que pasan a altas velocidades. Para los dueños de los carros y motos también resultaba muy peligroso el cruce debido a que el flujo de vehículos pesados es constante”, afirmó María Gaitán, habitante del sector.

José Morales, quien tiene su negocio ubicado al frente de la autopista, afirmó haber sido testigo constante de gran cantidad de accidentes. “Todos los días, sobre las horas pico; estudiantes y personas que salen a trabajar tenían que maniobrar para poder cruzar la autopista, todos corrían el riesgo de ser atropellados porque no había ningún tipo de señalización que les permitiera pasar tranquilos. Muchos conductores optaban por usar la salida de Compartir porque temían accidentarse al tratar de transitar hacia el sentido sur-norte”.

Sin embargo, el clamor ciudadano fue escuchado por la secretaría de movilidad de Soacha y desde el pasado sábado el semáforo se encuentra en funcionamiento.

“Gracias a Dios y a quien arregló el semáforo porque la verdad este cruce es muy peligroso. Aquí se presentaron varios accidentes y nadie quería hacer nada, pero vemos que por fin escucharon nuestras peticiones”, concluyó Anita Delgado, residente de la comuna uno.