Por: Marianelcy Villota

El camino para que la mujer participe en política en Colombia no ha sido fácil, a través de la historia han estado atravesado por luchas históricas que a la fecha no terminan.

 Ampliar la participación, abrir espacios de debate y dar un lugar a la mujer en la política sin que sufra violencia por su género o sexo, son tareas a las que muchas mujeres se han dedicado con pasión.

En esta edición vamos a resaltar el esfuerzo de una mujer que se caracterizó por su independencia, seguridad y liderazgo para cambiar la historia de las mujeres; se trata de la payanesa Josefina Valencia Muñoz de Hubach, quien nació en 1913 y falleció en España en 1991, hija del poeta Guillermo Valencia y de Josefina Muñoz, y hermana del presidente Guillermo León Valencia, una de las voces que por muchos años dejó entrever la desigualdad existente entre los derechos de los hombres y las mujeres en Colombia.

Se caracterizó por ser una mujer independiente, segura de sí misma, de carácter férreo y con ideas muy claras, enfocadas en hacer lo necesario por cambiar la historia de las mujeres.

En 1953, en el Gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla, Josefina Valencia se unió al Movimiento Nacional involucrando la lucha por los derechos femeninos al proyecto político del primer mandatario. Fundó la Organización Nacional Femenina. Un año después, en retribución a su incondicional apoyo, el General Pinilla la nombró miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1954, junto a Esmeralda Arboleda, convirtiéndose así en las 2 únicas mujeres entre sus 70 integrantes.

Desde allí, este par de mujeres lideraron el Movimiento Sufragista, donde lucharon incansablemente junto a otras mujeres por el reconocimiento y obtención de sus derechos, uno de ellos: el voto de la mujer.

En 1955 fue elegida como gobernadora del Cauca, y un año después fue designada ministra de Educación, cargo desde el cual impulsó la creación del Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA -, y que ejerció hasta la caída del General Rojas en mayo de 1957.

Posteriormente, Josefina Valencia siguió haciendo política desde el Congreso de la República y pasó a la historia como la precursora del voto de la mujer, defensora de los derechos de la mujer colombiana y primera mujer en la historia en ocupar cargos de alta dignidad en el Gobierno, abriendo un camino fundamental para todas las mujeres en el país.

Por Marianelcy Villota, comunicadora social-periodista, magíster en Desarrollo Social.