El hecho ocurrió a la altura del puente metálico o calle 25 cuando dos delincuentes se subieron a atracar a los pasajeros de un colectivo que hacía ruta Soacha-Bogotá.

El testimonio de uno de los pasajeros da cuenta de la tranquilidad de los delincuentes para robar, sin importar las vidas humanas o el daño a la integridad de las personas. “Íbamos en un bus de la Tequendama a la altura del puente de hierro cuando dos tipos se suben y empiezan a amenazarnos con armas de fuego, nos roban a todos y a un señor lo hieren con la cacha del revólver”, relató el ciudadano.

En este caso, que ocurrió el jueves de la semana pasada sobre las 9:00 p.m., los delincuentes robaron celulares y dinero, y como siempre, no pasó nada. Se bajaron y huyeron, sin que las autoridades se hayan dado cuenta.

Otro hecho de inseguridad ocurrió en pleno día del pasado sábado en el sector del Altico. Sin embargo, esta vez no atracaron con armas a los pasajeros. Se trató de un raponazo dentro de un colectivo. “Me había subido frente a Maiporé y la verdad me confié porque me senté en uno de los puestos de adelante, el colectivo llevaba la puerta abierta y llegando a la Uniminuto el colectivo paró porque el semáforo estaba en rojo. En ese momento se subió un muchacho, yo tenía el celular en la mano, me lo rapó y se lo llevó”, dijo el joven víctima.

Estos hechos corroboran que la delincuencia está disparada en Soacha, que los ladrones no dan tregua y que hay que tomar medidas de precaución para evitar ser víctimas de quienes salen a hacer daño.