El hecho ocurrió en la noche del miércoles mientras el articulado hacía tránsito por la Avenida Caracas, entre las calles 19 y 13 de Bogotá.

El joven de 23 años recibió una puñalada en un pulmón y de inmediato fue trasladado a un centro asistencial donde lo atienden, a esta hora se encuentra estable pero delicado de salud.

Aseguran los testigos que fueron tres delincuentes los que abordaron el articulado para atracar a las personas.   Dicen que los ladrones aprovecharon un semáforo en rojo y una marcha de mujeres que pasaba por el lugar para forzar las puertas del bus y subirse con armas de fuego y cuchillos con el fin de intimidar a los usuarios del sistema que iban dentro del bus.

Los mismos pasajeros cuentan que el joven herido se opuso al atraco y de inmediato recibió una puñalada en la clavícula que lo dejó gravemente herido.

El parte oficial de la Policía indica que, una vez cometido el robo, los delincuentes se bajaron del articulado y emprendieron la huida con los elementos hurtados, mientras el joven quedó en el piso, pero fue auxiliado de inmediato y llevado de urgencia al Hospital San José, cerca de la plazoleta España, en el centro de Bogotá.