En la noche del lunes 7 de septiembre, residentes del conjunto Torrentes etapa 1 del municipio de Soacha, avisaron que un hombre estaba realizando actos obscenos en una zona común y en presencia de dos jóvenes, una mujer de 21 años y una niña de 9 años.

Según relata la joven afectada, ella venía de realizar algunas  compras cuando al subir por las escaleras presenció este acto. “Mandamos a mi hermana de 9 años a la tienda a comprar una panela y una leche, cuando empezó a llover ella se devolvió corriendo, entonces me tocó ir a mí. Al regresar vi que un hombre se estaba tocando sus partes íntimas, así al aire, y cuando vio que fui a pasar se paró en frente mío y se empezó a tocar; lo que yo hice fue empezar a gritar y empujarlo, y él corrió a encerrarse, después fui a llamar a mi familia y a la Policía”, relató.

Ante el hecho, la comunidad  y la familia de las jóvenes salió e hizo presencia en la puerta del apartamento donde supuestamente estaba hombre, esperando la llegada de la Policía, mientras comentaban que era un riesgo para todos los residentes que una persona con este comportamiento se encuentre allí porque hay niños y mujeres que suben y bajan las escaleras constantemente.  “Es preocupante  que convivamos con personas de este tipo, y más cuando creemos que estamos con gente educada y que se puede estar tranquilos, yo tengo a mi niña, uno no sabe en que momento este pervertido se exhiba delante de las niñas, es un riesgo permitir que siga acá”, afirmó  Karina López, residente del conjunto.

La preocupación de los residentes de Torrentes  radica en que se sigan haciendo estos actos delante de niños o de otra persona, además según comentan, el hombre  estuvo de suerte porque optaron por llamar a la Policía y no por emplear la fuerza porque ante este tipo de actos, casi siempre se reacciona de la peor manera. Así mismo agradecen la presencia de las autoridades ya que inmediatamente asistieron al lugar, sin conseguir ubicar al joven porque no fue posible abrir el apartamento para confirmar si seguía adentro  o si aprovechó para salir por alguna ventana.

Finalmente, la comunidad busca que este tipo de actos sean eliminados y aseguran que es importante tener cuidado tanto con las niñas, los niños  y las mujeres en general, porque no se sabe en qué lugar puedan suceder estas cosas. “No sabemos en dónde  hay personas de este tipo que no tienen el mínimo respeto hacia la mujer, y no sé si es que no tienen mamá o si no conocen mujeres que se pueden ver afectadas o traumadas por estos actos, es vergonzoso que a estas alturas uno todavía se encuentre con este tipo de actos”, concluyó Darwin Sierra, residente de Torrentes.

Por: Redacción PPFoto: referencia