Un comunicado que empezó a circular, membretado presuntamente por las Águilas Negras, declara como objetivo militar a líderes del sector alternativo, derechos humanos y petristas.Indica que si no los mata el coronavirus, serán asesinados. Específicamente  menciona que entre sus objetivos están:

Concejal Heiner Gaitán

Excandidato a la alcaldía Ernesto Morales y sus hijos Sandra y  Fabián

Excandidato al concejo Mauricio Reyes

Líderes de tutelas y procesos con  vendedores informales, Luis Agudelo y Jorge Rodríguez

Ediles  Samuel Roberto, Alcides Alba, Ricardo Ibáñez

Líderes Marco Caicedo, Juan Pinto, Nicolás Ricardo, Carlos Palacio, Carmenza Vargas e Ignacio Roya.

A todos ellos se  les reconoce en el contexto municipal como líderes de la comunidad, quienes han hecho denuncias sobre situaciones  que afectan los intereses comunes del municipio, además han gestionado procesos de trabajo de base y comunitaria. También han fortalecido el pensamiento crítico desde el cuestionamiento  a la institucionalidad y sus acciones que atropellan los derechos humanos, por ello varios han promovido y participado en movilizaciones sociales, las cuales según el panfleto amenazante, son  para lavarle el cerebro a la gente y luego reclutarla.

Sin embargo, quienes conocen a estos líderes  expresan que no generan ninguna acción de reclutamiento, al contrario, promueven educación, formación, participación libre y democrática.

Por su parte, la Colombia Humana y la UP manifestaron que las personas mencionadas han hecho oposición al gobierno de Saldarriaga y han denunciado abusos y arbitrariedades de su mandato. Además manifestaron que desean que cesen los mensajes de odio que siembran terror entre la comunidad simpatizante del partido político. De la misma forma, invitaron al gobierno municipal a que se pronuncie y tome medidas para garantizar la vida y el libre ejercicio político de los ciudadanos amenazados.

«Verdaderamente lamentable que pensar distinto y luchar por un país mejor, siga siendo un delito que puede costar la vida. La intimidación y el miedo son la única táctica usada por los violentos que desean seguir viendo a nuestra Colombia en manos de aquellos que no solo han hecho trizas el proceso de paz, sino la democracia. El lenguaje estigmatizador usado por muchos que hoy agitan desde la tarima de la institucionalidad tiene sus consecuencias», manifestó Mauricio Reyes.

Por su parte, los ediles rechazaron a través de un video la situación, hicieron un llamado al respeto a la vida, los valores y la libertad de expresión. Además expresaron que seguirán en sus  labores de trabajo por la comunidad y presentando las denuncias que han venido realizando. De la misma forma exhortaron a la alcaldía e instituciones a defender y proteger la vida de las personas amenazadas.