Ediles de Soacha y funcionarios de la administración municipal se hicieron presentes en la audiencia pública realizada en la Comisión primera de la Cámara de Representantes, en donde se debate el proyecto de ley que busca generar honorarios para los miembros de las Juntas Administradoras Locales de todo el país.


ediles-de-soacha

ediles-de-soacha

El proyecto de ley, que busca generar honorarios para los ediles del país, ya fue aprobado tanto en comisión como en plenaria del senado, acaba de tener el visto bueno en comisión de la Cámara de Representantes y falta la aprobación en plenaria de la misma Cámara para pasar a sanción presidencial y convertirse en ley de la república.

Las bases que sustentan la iniciativa explican que las Juntas Administradoras Locales, creadas a través del Artículo 318 de la Constitución y como máximos representantes de la descentralización administrativa en los municipios, son importantes y su trabajo merece tener algún tipo de reconocimiento, ya que los ediles son personas que tienen que destinar parte de sus ingresos para poder realizar gestión hacia la comunidad.

Algunos ediles presentes en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes describieron los aportes que sus compañeros y ellos mismos hicieron durante el debate de aprobación.

Miguel Sánchez, edil de la comuna cinco, contó algunos argumentos y propuestas que se pusieron sobre la mesa en el debate por el reconocimiento de su trabajo.

“Las propuestas que escuchamos iban dirigidas a algunos cambios dentro de lo que nos concierne a los ediles respecto al proyecto, en el documento establecido hasta el momento para la futura ley se establece que las administraciones municipales “podrán” pagar los reconocimientos a los miembros de las JAL; se propuso cambiar dicha palabra por “deberán”, para que una vez establecida la ley, esta sea cumplida por las alcaldías”, describió.

Por su parte, Rigoberto Romero, edil de la comuna dos, manifestó su compromiso y perspectiva referente al proyecto de ley.

“Hay buenas perspectivas ante el tema, ya que falta el último debate y la esperanza es que sea aprobado ahí para que vaya a sanción presidencial y al cabo de un año podamos estar recibiendo el reconocimiento a la labor que ejercemos con nuestras comunidades”, anexó el líder comunitario.

Por otro, es necesario tener conocimiento sobre la situación fiscal y de recursos con la que cuenta el municipio para poder destinar dinero al pago de los honorarios de los miembros de las Juntas Administradoras Locales.

“A pesar de que nosotros como administración consideramos esto positivo, también mencionamos que los efectos fiscales a corto plazo para el municipio no van a ser totalmente positivos, teniendo en cuenta que estamos pasando por un proceso de recesión; los recursos de inversión en todo el país han tenido que disminuirse hasta en un cinco por ciento. Por tanto la aprobación de este proyecto conllevaría a que tendríamos que buscar fuentes de financiación para pagar unos honorarios, que teniendo en cuenta la cantidad de ediles del municipio, serían unos 240 millones de pesos anuales”, explicó Iván Parra, funcionario de la Dirección de Participación Comunitaria.

Finalmente, falta estudiar desde el Senado de la República la posibilidad, además de dejar la responsabilidad a los municipios del pago de los honorarios de los ediles, analizar las fuentes de cofinanciación que permitan a cada ente territorial garantizar un recurso para los miembros de las Juntas Administradoras Locales.