En cumplimiento de los lineamientos trazados por el gobierno departamental para la vigilancia epidemiológica de lesiones por pólvora, el Hospital San Rafael continúa presto a atender integralmente a las víctimas lesionadas, quemadas o intoxicadas por pirotécnicos, fósforo blanco, pólvora y similares, prestando los servicios necesarios desde la atención inicial de urgencias hasta la rehabilitación del lesionado conforme a la normatividad vigente y a los protocolos de atención.


De acuerdo a directrices nacionales, el objetivo fundamental es que hasta 17 de enero de 2013, a través de las alcaldías municipales, directores locales de salud, coordinadores del PIC municipales, gerentes de ESE y directores de hospitales, se determine el comportamiento de las lesiones por pólvora e intoxicaciones alcohólicas o por alimentos, que permita detectar en forma precoz y oportuna la presencia de emergencias por aumento inusitado de casos, por lo que se debe hacer las notificaciones a los entes respectivos en forma inmediata.

Estrategias

El gobierno de Cundinamarca busca el fortalecimiento en salud pública para la detección de las lesiones por pólvora, a través de la vigilancia rutinaria y la intensificada en los periodos de mayor ocurrencia de casos, como son las festividades de fin e inicio de año..

Asesorar y capacitar a la comunidad en prevención del riesgo de las lesiones por pólvora

El gerente del Hospital de Fusagasugá, Doctor José Mauricio Alvarez, hizo un llamado especial a los adultos y padres de familia sobre los peligros del uso irresponsable de la pólvora y pidió no incentivar la manipulación de la misma en los menores de edad, que en últimas son los más afectados.

“Es nuestra responsabilidad prevenir que no haya más niños ni adultos quemados. La pólvora puede llegar a generar quemaduras de primer, segundo y tercer grado, algunas con lesiones profundas y es nuestro mayor deseo que durante esta temporada no tengamos que atender ningún caso de estos”, precisó el galeno.

Alertó así mismo sobre los riesgos de consumir licor adulterado y comidas en mal estado, que ocasionan graves intoxicaciones, por lo que recomendó especial cuidado al momento de comprar estos productos.