El coronel José Miguel Correa, comandante de la Policía de Cundinamarca, aseguró que en medio de varios operativos en el departamento, fueron incautadas más de 3 mil botellas de licor adulterado que iban a ser distribuidas en el municipio.


El oficial precisó que el licor estaba siendo envasado al interior de una vivienda en el municipio de Soacha, donde fueron encontradas también cientos de estampillas, marquillas y botellas.

“Encontramos una bodega para el destiladero y la fabricación del licor. Había unas tres mil botellas de las cuales unas 680 ya estaban listas para ser vendidas en bares y establecimientos del municipio” dijo.

Indicó que “encontramos varias canecas con diferentes alcoholes que tenían hollín, basura y estaban contaminados con unas mangueras con las que se fabricaba este licor”.

El coronel Correa destacó que en medio de los operativos fueron capturadas dos personas y agregó que al parecer el licor tenía como destino establecimientos que frecuentan jóvenes.

“Fue una operación de inteligencia en Soacha y pudimos establecer que este trago iba a ser distribuido a precios muy bajos, en establecimientos que frecuentan jóvenes” señaló.

El coronel Correa recomendó a los ciudadanos que el licor que se consuma durante las fiestas de fin de año que se avecinan, sean adquiridos en establecimientos que cuentan con todas las normas legales para su distribución.