En la vereda Fusungá del municipio de Soacha, la CAR halló un área de aproximadamente 450 metros cuadrados donde se estaban realizando quemas a cielo abierto para la obtención de carbón vegetal. Allí se encontraron 57 bultos de este material, cada uno de aproximadamente 25 kg listos para ser transportados y comercializados.

Durante el operativo, que se llevó a cabo junto con el Grupo de Carabineros y Guías Caninos de Cundinamarca e Integrantes de Protección Ambiental y Ecológica del departamento, no se evidenció ningún tipo de procedimiento técnico para el desarrollo de esta actividad y tampoco sistemas para el control de las emisiones generadas, por lo cual la autoridad ambiental procedió a la incautación del material, teniendo en cuenta la afectación generada al recurso aire, mientras que la persona que se encontraba realizando la actividad fue puesta a disposición de los organismos judiciales. 

Asimismo, se encontró que el suelo estaba erosionado y sin vegetación, dado el desarrollo de la actividad de manera directa sobre este recurso. 

Es importante recordar que en el proceso de quemas de madera a cielo abierto se generan varios agentes contaminantes como el monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx) y material particulado MP, PM10 que afectan la calidad del aire. Pero además de la afectación a este recurso y al de suelo, también se impacta el recurso flora, pues el cambio en la temperatura puede afectar la vitalidad del material contenido en el banco de semillas, perjudicando directamente la biodiversidad. 

Tras este operativo, la CAR realizó un recorrido general en compañía de personal de la Alcaldía Municipal de Soacha y la Personería, en el que se identificaron puntos de desarrollo de quemas y se realizaron compromisos para su adecuado control.

Fuente y fotografìa: www.car.gov.co