Personal de la Secretaría de Salud junto con la Policía Nacional, incautaron carnes y lácteos que no cumplían con la cadena de frío correspondiente.

Según la Policía,  se incautaron aproximadamente 680 kilos de productos cárnicos y 1.581 kilogramos de lácteos por incumplir la cadena de refrigeración para su transporte.

Además seis camiones y sus respectivos conductores serán sometidos a un proceso sancionatorio donde se podrán hacer acreedores a multas o sanciones por parte de la Policía Nacional.

Los alimentos decomisados tendrán manejo como residuos peligrosos y serán destruidos, ya que su consumo iba a afectar la salud de los ciudadanos.

La Secretaría de Salud de Soacha  recomienda a las empresas y transportadores cumplir con las normas biosanitarias para el trasporte de alimento, así como también se le aconseja a la ciudadanía comprar en establecimientos certificados y que cumplan con protocolos de bioseguridad para evitar el contagio de coronavirus.