En una jornada interinstitucional, las Secretarías de Desarrollo Social, Movilidad y Salud se tomaron los paraderos de buses públicos de  las comunas uno y tres para entregar  más de 5.000 tapabocas.

Un grupo de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y económica  realizó  la confección de más de 5.000 tapabocas, los cuales fueron comprados por la constructora Bolívar, que posteriormente los donó a la Alcaldía de Soacha para su distribución.

Gracias a la iniciativa, las mujeres que participaron de este proyecto pudieron generar un ingreso económico para ellas y sus familias.

Durante el evento, las secretarías de Salud y Movilidad realizaron la sensibilización y refuerzo de las medidas recomendadas de bioseguridad dentro del transporte público.

La gestora social, Luisa Fernanda Castaño, explicó la importancia de realizar estas actividades. «Lo que queremos es garantizar el retorno a las labores y la reactivación económica pero con las medidas de seguridad. El uso de tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social. A eso estamos invitando a las personas que se dirigen en el transporte a Bogotá», aseguró.

Con esta actividad, se busca potencializar los emprendimientos de las mujeres víctimas de violencia, al igual que generar una reactivación económica para la ciudad.