Incendios y secamiento acelerado de los cuerpos hídricos está generando la llegada del fenómeno del niño al departamento de Cundinamarca, en Soacha los efectos están impactando directamente los humedales y bosques nativos, por ejemplo, el incendio del Alto de la Cruz ya está llegando al parque de la Poma y ha arrasado con la flora del lugar.


Hasta el momento las muestras más grandes de la llegada del fenómeno del niño a Soacha son los incendios en el Alto de la Cruz, que amenaza con acercarse al parque de la Poma y el del humedal Neuta, que consumió cerca de tres hectáreas de terreno y en él plantas que reposaban sobre el cuerpo hídrico. Este últimom incendio alertó a los habitantes del barrio Quintas de la Laguna, ubicado en la comuna dos quienes observaron impotentes cómo las llamas rodeban el afluente.

El secretario de planeación, Orlando Ramírez, se refirió a las causas que pudieron haber provocado este y otros incendios que están causando afectaciones en el municipio: “Según los reportes por parte del teniente a cargo de los Bomberos, nos informan que gran parte de los incendios son ocasionados directamente, es decir que encontramos que hay personas que están quemando nuestra vegetación”, aclaró el secretario.

De acuerdo con los informes de la Secretaria de Planeación realizados por el grupo de trabajo de gestión de riesgo, debido a la llegada del fenómeno del niño, el espejo de agua en el humedal Neuta está desapareciendo, de la misma forma los demás cuerpos hídricos se están secando. Adicional a la sequía se han presentado diversos incendios forestales, principalmente en el corregimiento dos, en el sector de Alto de la Cruz, cerca de la vereda el Charquito, donde un incendio lleva más de una semana y no se ha podido extinguir definitivamente.

Copa de Árboles no es la excepción, esta zona también se ha visto fuertemente afectada por los incendios forestales, sin embargo, tampoco ha sido posible extinguir la proliferación de las llamas, ya que el cuerpo de bomberos no cuenta con las herramientas, ni el personal suficiente. También se han presentado incendios en otras zonas vegetativas del municipio y pequeños brotes de fuego en otros humedales.

Para tratar de mitigar los incendios, se ha tratado de pedir ayuda al cuerpo oficial de bomberos departamental, sin embargo se encuentran atendiendo situaciones similares en otros municipios. Partiendo de ese punto, el grupo de gestión de riesgo de la Secretaria de planeación, empezará a coordinar con la Policía Nacional y la Defensa Civil para poder combatir las consecuencias de la inconciencia de algunos y los efectos del fenómeno del niño.

Por otro, teniendo en cuenta la situación de sequía, la Secretaría de Planeación aprovechará para abrir un espejo de agua en el humedal Tierra Blanca, para ello usará la oruga que la administración municipal adquirió en días pasados, posteriormente se piensa hacer un dragado a profundidad del Río Soacha, desde su desembocadura hasta donde sea necesario, obedeciendo a normas técnicas para poder llevar a cabo la actividad, sin causar represamientos de agua en sectores altos.

Para finalizar, el Secretario de Planeación, recomendó a todos los habitantes:

“Evitar hacer fogatas en los sectores rurales, al tiempo prevenirse de entrar a los humedales Neuta y Tierra Blanca, recordemos que estamos en un proceso de recuperación de los mismos y debemos atenernos de realizar actividades que sirvan como vectores que puedan ocasionar incendios. Lo más preocupante es el incendio del sector de Alto de la Cruz, puesto que ahí hay vegetación nativa y la propagación de las llamas ya está llegando al sector del parque de la Poma, hecho que afecta vegetación importante para el municipio”, concluyó.