Una noche violenta vivió la capital después de la denominada ‘Toma a Bogotá’.  En cinco localidades se presentaron hechos vandálicos y actos delincuenciales.

Los hechos más graves se presentaron en las localidades de Usme, Kennedy, Suba, Bosa y Rafael Uribe, donde se presentaron enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad, hechos que dejaron 31 civiles y 11 policías heridos.

Durante los actos violentos se atentó contra el comercio, dos buses del Sitp fueron incinerados y otros 34 resultaron afectados con piedras y palos, y fue incendiada una moto de la Policía en Bosa.

En cuanto a los daños al SITP, sobre las 7:00 p.m. del miércoles se presentó un ataque a un bus del servicio zonal que cubre la ruta T24 cuando una turba intentó volcarlo. Al no lograrlo, le prendieron fuego, aunque luego se logró apagar. El hecho se presentó en la calle 81 Bis sur con carrera 14, y por fortuna ninguna persona resultó lesionada por las llamas.

Otro bus del SITP fue blanco de los delincuentes y esta vez sí lo quemaron por completo.  Ocurrió en la Avenida Villavicencio con calle 82 sur, los bomberos intentaron llegar a la zona, pero las manifestaciones lo impidieron.

El tercer hecho de fuego a vehículos ocurrió en la calle 59 con carrera 80 sur de Bosa. Aquí, vándalos le prendieron fuego a una motocicleta de la Policía. El agente que la conducía resultó ileso.