Inquietos están los vendedores ambulantes del centro de Soacha a raíz de la medida tomada por la secretaría de gobierno al establecer el pico y placa para ellos. Dicen que las ventas sobre la carrilera han bajado hasta en un 60%.


Ayer no fue un día bueno para los vendedores informales que se ubicaron sobre la carrera quinta. La lluvia, el frío y la soledad fueron los elementos que predominaron a lo largo de ‘la carrilera’.

La inconformidad entre los comerciantes informales salió a flote y todos coincidían en que sus ventas se redujeron hasta en un 60%. “Son las 2:00 p.m y apenas acabo de bajar bandera con una venta de cinco mil pesos, la verdad no se qué hacer porque yo vivo de esto y con lo poco que me queda llevo comida a mi familia”, argumentó Leonardo Forero.

“Vivimos engañados por la alcaldía y el Secretario de Gobierno, porque nos presentan una alternativa que nos imposibilita organizarnos como debe ser; la verdad aquí sobre la carrera 5 cerca a la antigua estación del ferrocarril hay mucho barro y la gente no viene. Se presenta mucha inseguridad y nos toca actuar como policías, aún con el riesgo que corremos de ser agredidos por los vándalos, no tenemos el apoyo necesario por parte de las autoridades”, señaló Janneth Angarita, representante de los vendedores.

Y como ella, la mayor parte de los vendedores argumentaron inconformidad, sólo unos reconocieron que ayer fue un día lluvioso y que las condiciones climáticas no fueron aptas para que la gente saliera a comprar.

Por su parte el Secretario de Gobierno de Soacha, Cr. (r) Antonio José Ardila, recientemente se refirió a la problemática y habló acerca de las diferentes alternativas que desde la administración municipal se han ofrecido a los comerciantes para dar solución a sus requerimientos, los cuales según él, no han sido aceptados por el gremio.

“Los vendedores dicen que aquí se les ha recibido con evasivas, eso no es cierto. Manifiestan que quieren trabajar pero su actitud parece indicar otra cosa porque pretenden hacer su voluntad, se les ha ofrecido la posibilidad de ser reubicados y lo único que han hecho es poner peros y trabas. No estamos cometiendo ningún atropello, más bien se les ha brindado posibilidades y ahorita esperemos que en la quinta no pongan peros. La administración ha sido tan condescendientes que varias veces nos hemos reunido en el Teatro Sua para tratar de llegar a un punto de acuerdo y no se ha podido; lo que ellos reclaman es injusto”, indicó Ardila

El Secretario habló además de algunas versiones que indican el mal uso que algunos vendedores han dado al espacio público, vendiendo o rentando algunos sitios a otros comerciantes, “eso no se puede permitir desde ningún punto de vista, no compartimos el anarquismo y la total intolerancia que se está evidenciando en este caso”, finalizó.

Pero a pesar de la inconformidad de los vendedores, sus líderes argumentaron que harán un esfuerzo para constatar si el nuevo sitio alterno para vender sus mercancías es apto para el comercio o no.