El paso descontrolado de vehículos de servicio público y carga pesada por las calles 17, 18 y 19, entre carreras 7A y 8, ha despertado el inconformismo de los vecinos de este sector de la comuna dos de Soacha, quienes ven con preocupación al daño causado a las vías del barrio, e incluso a las mismas viviendas del lugar.


pp1-12.jpg

Los problemas de los habitantes del barrio corren por cuenta del tráfico constante de rutas de transporte público, tanto internas como interurbanas, además de la circulación de volquetas cargadas con materiales de construcción que provienen del proyecto urbanístico Torres del Camino, el cual se construye muy cerca del lugar. Todo lo anterior ha propiciado el deterioro de las vías y se ha convertido en una situación de riesgo para los peatones que transitan por la zona:

“Todo el pavimento está dañado, desde la calle 17 hasta la 19, las vías están completamente destrozadas. Es necesario que se pavimente el barrio porque el tierrero es terrible y todos los vecinos se quejan de eso. Además la calle 18 es una doble vía, a pesar de que es una vía sumamente angosta en la cual no caben dos carros al mismo tiempo, por tal razón se dañan los sardineles de las casas y los mismos andenes. Hace años que no se hace mantenimiento general a las vías, recientemente sólo se hizo hasta la calle 17 y nada más. Desde ahí hasta acá, en la calle 19, la vía está deteriorada. Ya hemos acudido a las autoridades, enviado cartas y hecho solicitudes, sin embargo no ha pasado nada”, explicó María Yolanda Ramírez, Vicepresidenta de la JAC del barrio Lincoln.

“Hay un problema serio con esta vía en doble sentido, por acá no pueden pasar dos carros a la vez, sobre todo porque pasan vehículos grandísimos que no caben, y que cuando intentan pasar tumban los cables de los postes, provocando daños en las casas.
Sólo para dar un ejemplo, el andén que rodea mi casa ha sido arreglado cerca de tres veces, precisamente como consecuencia del paso constante de vehículos por este sector”, agregó Flor Alba Ramírez, habitante del barrio.

De acuerdo a lo informado por algunos vecinos de Lincoln, los problemas de vías y movilidad vienen desde que se arregló la Cr. 8, pues en ese entonces el tráfico que tradicionalmente pasaba por esta vía fue desviado a la Cr. 7A, que en la actualidad es una de las vías que permanece en mal estado:

“El pavimento está muy acabado, yo no sé por qué no le han prestado atención a estas calles, teniendo en cuenta que están en un sector tradicional de Soacha. Hay un problema con la doble vía en la calle 18, pues a pesar de que ésta es muy estrecha, con frecuencia vemos que los vehículos se parquean a lo costados de la calle, impidiendo el paso de los otros automotores. La situación es tal, que incluso los vehículos se suben al andén para poder pasar, y esto ha causado averías en nuestras viviendas. Esto también tiene que ver con el tráfico de la carga pesada y las volquetas con material de construcción”, expresó David Galindo, residente de Lincon.

“Nosotros le hicimos un Derecho de Petición al Ingeniero encargado de hacer las obras aquí sobre la Cr. 8. Cuando se realizaron esos trabajos se desvío el tráfico por la Cr.7 A, y el compromiso era que la vía se debía dejar como estaba anteriormente, pero hasta la fecha de hoy no nos han cumplido. Las vías están completamente deterioradas, aunque nos dijeron que nos iban a señalizar las carreras 7A y 8, eso no se cumplió. Otro aspecto es que cuando hay plan retorno se manda gran parte del tráfico por la calle 18, entonces la movilidad por acá se hace muy difícil”, concluyó Óscar Osuna, vecino de Lincon.

Según lo aseguraron los vecinos, aunque se ha informado a la Administración Municipal sobre esta problemática, no se han tomado las medidas correspondientes para solucionar el inconveniente.