Durante el fin de semana, cientos de habitantes de Soacha que habían registrado su cédula para sufragar en el municipio recibieron un mensaje de texto que informaba que su inscripción era anulada por trashumancia, ahora tendrán que votar en Bogotá ya que las fechas para impugnar los casos, ya vencieron.


De acuerdo con la Registraduría, un total de 36.839 cédulas fueron inscritas en Soacha entre el 25 de octubre de 2014 y el 25 de agosto de 2015, de estas nuevas inscripciones 19.894 fueron anuladas porque según la Registraduría obedecía a casos de trashumancia. El pasado 6 de octubre se notificó en diferentes medios de comunicación la anulación de cédulas, su resolución y el hecho de que cada ciudadano en caso de ser inhabilitado contaría con cinco días para hacer cualquier reclamación

Algunas personas manifestaron que ese mismo día verificaron la base de datos de la Registraduría y su documento no aparecía como invalidado, tal es el caso de Julián Giraldo, residente desde hace tres años en Parque Campestre quien aseguró: “una vez me enteré de la anulación de 20.000 cédulas en Soacha revisé si la mía había sido una de la perjudicadas, y en ese momento aparecía habilitada para votar en el municipio, sin embargo el sábado me llegó un mensaje que decía que mi identificación había sido dada de baja por trashumancia, por lo tanto ya no puedo votar en Soacha”.

Por su parte, los líderes de Parque Campestre también dicen sentirse atropellados, puesto que muchos de ellos aseguran haber revisado tras los primeros avisos de anulación de cédulas que se hicieron de forma masiva, sin embargo, argumentan que entre el 17 y 18 de octubre llegaron a sus móviles mensajes de texto explicando la anulación de sus cédulas.

Alexandra Méndez, líder de la mesa de trabajo de presidentes de Parque Campestre relató: “El día lunes 12 de octubre hice una revisión de base de datos, en las que figuraban 500 cédulas, todas figuraban habilitadas para ejercer el voto en Soacha. En vista de la preocupación generada por la llegada de los mensajes a todos los afectados revisé de nuevo y ahora todas esas cédulas aparecen inhabilitadas, entre ellas también figuran las cédulas de candidatos a las Juntas Administradora Locales y al Concejo Municipal”, detalló la lideresa.

Los principales afectados son jóvenes quienes por primera vez inscribieron su cédula para sufragar y habitantes de los nuevos conjuntos residenciales del municipio.
Por ejemplo, Martín Montero, líder de Ciudad Verde Manifestó: “A los ciudadanos de Soacha, principalmente en Ciudad Verde nos violaron nuestras garantías electorales, nos negaron a participar de algo tan sagrado como la democracia. Nos anulan las pocas cédulas inscritas en nuestra ciudadela y nuestro municipio. En Ciudad Verde fueron inscritas aproximadamente 3.500 cédulas, de las cuales anularon alrededor de 2.800”.

Juan Carlos Galán, habitante de Parque Campestre expresó: “¿Por qué se están efectuando estas anulaciones? Nos envían un mensaje faltando ocho días para la elección en el que especifican que nuestro documento fue dado de baja por trashumancia, a sabiendas que todos los que inscribimos las cédulas en Soacha, residimos en el municipio desde hace años, porque pagamos nuestros impuestos aquì, en diferentes documentos figuramos como residentes en Soacha”.

Algunas de las personas afectadas comentaron que en el momento de inscribir su cédula, los encargados de la Registraduría nunca pidieron un recibo de servicios públicos, impuesto predial o cualquier documento que ayudara a constatar si la persona vivía en Soacha.

La confusión e indignación de la comunidad del municipio se da porque muchos aseguran que están presenciando fuertes irregularidades que perjudicarán en gran medida las elecciones del próximo 25 de octubre, teniendo en cuenta que en esta fecha ya no se puede hacer ninguna solicitud de revisión de los casos.

Por lo pronto se sabe que varias personas y partidos políticos durante las fechas establecidas enviaron ante la autoridad competente listados de ciudadanos de Soacha realizando el reclamo y la solicitud para que se anule la trashumancia y poder sufragar en el municipio. Sin embargo sólo hasta esta semana se sabrá cuántas solicitudes serán aceptadas y determinar entonces un censo electoral definitivo para el municipio.