En días pasados, Policía y Ejército sorprendieron a tres asaltantes en momentos que mantenían amenazadas y amordazadas de pies y manos a sus víctimas (entre ellos un menor de edad) en una vivienda rural, a donde ingresaron violentamente según las autoridades.

Sobre el caso supieron los uniformados mediante voces de alerta del vecindario que detectó la presencia de los tres individuos, quienes alcanzaron a ser vistos con arma de fuego en mano ingresando a la vivienda campestre de la vereda Romeral en Sibaté. Allí Policía y Ejército, de inmediato, proceden a desplazar unidades y rodean la edificación para sorprender al grupo cuando se encontraban dentro de la misma, apuntándole con arma de fuego.

“Al llegar al predio lo rodean y logran capturar a tres personas de sexo masculino, quienes tenían sometidos, amordazados y amarrados de manos y pies a una mujer y a su hijo menor de edad”, señala reporte oficial.

Tras la captura y siguiendo los procedimientos de rigor, los uniformados les encontraron un revolver calibre 38, cinco cartuchos para el mismo, una pistola de fogueo con características muy similares a un arma de fuego, 2 proveedores y 45 cartuchos para los mismos.

Con todas esas evidencias, tanto Policía como Ejército proceden a “explicarles y darles a conocer los derechos que tienen como personas capturadas, por los delitos de secuestro y porte ilegal de armas de fuego y municiones”.

Posteriormente y para “extrañeza de las víctimas” y las mismas autoridades que adelantaron el operativo, el Juez de Garantías que asumió el caso en Soacha, Cundinamarca, los dejó en libertad de manera inmediata, hecho que ha causado indignación entre autoridades y ciudadanos sibateños.

Fuente: noticiasdíadía