La alcaldía de Soacha invitó a los representantes y dueños de las empresas del sector industrial y empresarial de Cazuca con el fin de informarles de la construcción de 2 kilómetros de andén en adoquín que mejoraría las condiciones para el tránsito de la comunidad sobre esa vía, que sería construido en la entrada de la zona por la calle 11, frente a la estación de la Despensa.


A pesar de ser presentado como un gran proyecto, pensado para el bien de todos, los empresarios aseguran estar en desacuerdo con la propuesta, ya que manifiestan que sería una inversión perdida debido a las condiciones de la calle 11, inclusive argumentan que no beneficiaría a la comunidad debido a que no alcanza a llegar a la zona residencial de Cazuca.

Wilton Preciado, contralor de Producciones Generales S.A., puntualizó: “La construcción de este andén no se justifica porque hace falta mejorar las condiciones del alcantarillado y del funcionamiento del caño que baja por el lado derecho de la calle 11, puesto que siempre que llueve este se rebosa y fácilmente las aguas residuales y lluvias que trae consigo tapan los andenes e inundan varias fábricas y empresas”, explicó el empresario.

Los representantes de las empresas argumentan que al ser aguas residuales las que bajan por el caño, con frecuencia se observan animales muertos, muebles de los habitantes de la zona alta de Cazuca y cualquier tipo de desechos que podrían acabar con el andén en cuestión de meses o incluso semanas.

“Gastar mil millones de pesos en esa obra, es dañar una inversión que puede resultar importante para toda la comunidad, porque será muy poco el beneficio que pueda ofrecer y muy escaso el tiempo que duraría. Incluso durante su ejecución afectarían la operación de todas las empresas que se ubican sobre la vía, pues obstaculizaría el paso del transporte con el que sacamos la mercancía y con el que ingresamos la materia para su desarrollo”, agregó Preciado.

Durante la exposición del proyecto, los asistentes sugirieron aprovechar esa inversión para hacer una obra que realmente beneficie a toda la comunidad, entre las opciones presentadas por los empresarios se sugirió hacer la canalización del caño ubicado a un costado de la carretera para solucionar definitivamente las inundaciones presentadas en la zona, y de esta forma poder implementar obras de este tipo.

Arcelio Reyes, dueño de una bodega en la zona industrial, expuso: “En la entrada dos a la zona industrial, por la parte izquierda de la vía todas las empresas han contribuido a construir un andén por el que transitan aproximadamente el 90 o 95 por ciento de las personas que bajan de los barrios de Cazuca, este es otro motivo por el que no vemos beneficiosa la instalación de otro en adoquín, sobre todo teniendo en cuenta que con nuestros propios recursos hemos vuelto a hacer ese andén en por lo menos 6 ocasiones, debido a los daños que le genera la inundaciones”, concluyó.

Si bien, no es posible mejorar las condiciones para el caño y la calle, los dueños de las empresas prefieren que el dinero destinado para el andén en adoquín sea invertido específicamente en la comunidad, con algún tipo de obra que cause mayor impacto y beneficie en gran medida a quienes les sea concedida