En el marco de la construcción del plan de desarrollo, en donde se pretende incluir las propuestas y observaciones que toda la comunidad habitante de Soacha quiera aportar para que el municipio sea dirigido durante los siguientes cuatro años, los vendedores ambulantes aseguraron que quieren ser parte de la solución y que están dispuestos a trabajar en ello, siempre que se les garantice sus derechos.


Aunque hubo un eco de confusión y varios de los vendedores informales asistieron a la reunión pensando que era el encuentro definitivo donde el gobierno municipal daría una solución a su situación, sin embargo esto no fue impedimento para que participaran en la jornada de construcción del Plan de Desarrollo.

Durante el encuentro en el que los comerciantes manifestaron sus aportes al plan, también se trataron temas de colaboración por parte de los mismos en materia de organización y cuidado del espacio público, sin embargo reiteran que debe ser compromiso de la administración contemplar la reubicación y garantizar el mejoramiento en la calidad de sus vidas.

“La administración municipal debe reconocer que muchos de los que laboramos en las calles llevamos años en este ejercicio y en ese sentido queremos colaborar para mejorar la situación, de la misma forma también queremos dar a entender que aquellos que representamos al municipio estamos dispuestos a dar claridad a las observaciones que se nos hagan para hallar las soluciones correspondientes a los temas que desde administraciones pasadas se nos han planteado”, expresó Yaneth Angarita, presidenta de la Corporación Nacional de Comerciantes Informales.

La representante y los presentes hicieron énfasis en lo fundamental que es para ellos la organización de un espacio en el que puedan ser reubicados para que ejerzan sus labores respetando el espacio público sin afectar sus economías y el bienestar y sostenibilidad de sus familias y hogares.

“Desde hace muchos años es un tema que se ha venido tratando con la administración municipal, sin embargo nunca se ha concertado nada, tenemos conocimiento de varias gestiones y de la implementación del sitio, pero la reubicación se sigue dilatando y aún no hemos podido organizarnos de tal manera que sirvamos como aporte para el desarrollo y evolución de la ciudad”, destacó la líder.

Justamente, la organización de la que los vendedores ambulantes dicen estar dispuestos a colaborar, también aseguran que se hace necesario que desde la administración municipal se ejerza un control para evitar la expansión de los mismos vendedores informales, puesto que la venida de comerciantes que se han desplazado desde Bogotá los está perjudicando, tanto en sus labores diarias como con el proceso que se ha venido adelantando con la alcaldía.

“La alcaldía debe ayudarnos a mantener un control para que los vendedores de Bogotá no vengan a generar desorden, al tiempo que pretenden quedar incluidos en un proceso que los vendedores legítimos del municipio hemos venido trabajando. Desde la administración nos culpan por mucho de lo que los vendedores de fin de semana están ocasionando y es por eso que necesitamos un censo que nos permita conocer las proporciones reales de los trabajadores que en realidad viven y laboran por Soacha”, especificó Fabio Acosta, asistente al encuentro.

Finalmente, para llevar a cabo la ejecución de dicho control y la reubicación de los vendedores ambulantes, aseguran que es imprescindible la destinación de mayores recursos para tal fin, y que el compromiso de la administración municipal, en cabeza de Eleázar González, tiene que ser constante para generar resultados que se vean reflejados de manera positiva, tanto para los comerciante como para los dirigentes y habitantes de Soacha.