Bajo el lema “Ruta por la vida: más atendidos, menos vulnerables”, diferentes equipos de profesionales de la EPS-S Convida se desplazarán por todo el departamento, para garantizar a los afiliados atención integral en salud.     

La EPS-S Convida, en alianza con las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) de los 116 municipios de Cundinamarca, crearon la “Ruta por la vida: más atendidos menos vulnerables”, iniciativa cuyo propósito es realizar acciones para la atención de la comunidad con una condición especial de salud, epidemiológica o de accesibilidad al servicio.

Durante la semana del 21 al 25 de junio, profesionales de la entidad en múltiples áreas, desarrollarán actividades informativas de canalización por demanda inducida, educación y comunicación para la salud, tamizajes (prueba que se realiza a la población saludable para identificar alguna patología que aún no presenta síntomas), toma de mamografías con la campaña “Ponle el pecho a tu vida”, optometría, colposcopia, citología y vacunación para esquema regular y COVID-19.

También harán seguimiento a las acciones de intervención de salud mental frente a la estrategia “Soy generación más sonriente” bajo la emergencia sanitaria, así como a otras de carácter individual y/o grupal definidas en las resoluciones 3280 del 2018 y la 521 del 2020.

“La gestión integral del riesgo en salud es una estrategia de la EPS-S Convida que pretende anticiparse a las enfermedades y los traumatismos. Queremos prevenirlos o detectarlos a tiempo para impedir o acortar su evolución y consecuencias. Con este objetivo promovemos estas jornadas y actividades con un equipo de profesionales que está presente en los municipios con unidades móviles, tecnología, equipos, materiales y medicamentos necesarios para el beneficio de toda la comunidad”, explicó Francy Riveros Garzón, líder de promoción y detección de la entidad.

Asimismo, aclaró que este Plan de Salud Pública de intervenciones colectivas, basado en el Plan Territorial de Salud, plantea la Gestión Integral del Riesgo como un enfoque orientador, a fin de construir y coordinar acciones, actividades e intervenciones de acuerdo con las necesidades de salud de la población, enfocadas a combatir las causas prioritarias de enfermar y morir en las poblaciones más vulnerables.

“Esta gran jornada de salud integra las diferentes entidades, organizaciones e instituciones, tanto del sector salud como de otros sectores que convergen para desarrollar actividades relacionadas con el bienestar de una población o comunidad, bajo el liderazgo de la Dirección Territorial de Salud. Queremos mejorar la accesibilidad a los servicios individuales y colectivos en áreas de difícil acceso, o con población dispersa donde no se dispone de infraestructura de servicios de salud. Lograr el mejoramiento de coberturas e integración de los servicios sociales y la atención de grupos con características epidemiológicas o demográficas especiales”, concluyó la funcionaria.

Los usuarios que deseen acceder a los beneficios de las brigadas de salud, recibirán orientación a través de las oficinas municipales.