Inmenso hueco en Autopista Sur causa accidentes y temor entre vecinos de la calle 13 de Soacha

Un enorme hueco es la causa de varios accidentes que se han presentado sobre la Autopista Sur con calle 13, justo a 10 metros del puente peatonal. Como si fuera poco, quienes residen cerca están viendo su salud y sus viviendas afectadas por la cantidad de vehículos pesados que pasan a toda velocidad.


El señor Jimmy Vargas tiene su negocio y habita desde hace varios años en una vivienda ubicada sobre la Autopista Sur con calle 13, en pleno centro de Soacha. Cualquier persona podría pensar que es una ubicación privilegiada por el comercio que se mueve allí y por la afluencia de gente que acude a este sector, ya sea a laborar o a realizar cualquier diligencia. Sin embargo, este ciudadano está viendo afectada su salud y su tranquilidad por cuenta de un enorme hueco que diariamente crece más, a tal punto que ya cuenta con dos metros de diámetro aproximadamente.

“El problema con este hueco es que desde hace aproximadamente un año se ha venido agrandando y cuando pasan las tractomulas o los camiones de carga a altas velocidades, especialmente en horas de la noche, las casas se estremecen y algunas ya presentan grietas. Por eso todos los vecinos estamos preocupados porque ya varias veces se ha llamado a la Alcaldía para que nos tapen ese hueco, pero ellos responden que es problema de la Concesión Bogotá-Girardot”, señaló el señor Vargas.

“De pronto puede haber averías en las casas, eso es preocupante porque cada día se estremece más el predio, además yo habito acá y pareciera que estuviera temblando. Incluso he pensado en alquilar un apartamento mientras arreglan eso, pero imagínese, me implicaría más gastos porque yo pago arriendo también y pagar uno adicional no justifica”, sostuvo Gabriel Ordoñez, residente del sector.

Hay que recordar que la autopista Sur, al ser una vía de carácter nacional, es controlada por la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) por medio del Consorcio Concesión Bogotá Girardot, siendo esta entidad la responsable del mantenimiento que se debe realizar sobre el corredor vial. Sin embargo, también es deber de la administración municipal establecer los mecanismos de presión para que las obras se lleven a cabo de una manera ágil y eficaz.

Como si fuera poco, los predios no son los únicos afectados con este hueco, los vehículos y sobre todo los motociclistas han visto expuesta su integridad física a tal punto de ser víctimas de accidentes de tránsito que han ocasionado, en algunos casos, lesiones de gravedad. De acuerdo con los vecinos, estos incidentes se dan porque los conductores no ven el hueco antes de pasar por él, debido a la velocidad que llevan y a la imprudencia con la que manejan.

“Se han presentado accidentes porque los carros intentan esquivar ese hueco y a veces se estrellan muy duro. Para mencionar un ejemplo, el martes de la semana pasada un señor que se desplazaba en moto se fracturó la pierna derecha y se lo tuvieron que llevar en una ambulancia porque colisionó con un automóvil que volteó por no coger el hueco y terminó botando al piso al señor y la moto le cayó encima”, replicó un testigo del hecho.

Precisamente para evitar accidentes y más daño a las viviendas, vecinos como don Jimmy se han acercado a la oficina de la Concesión Bogotá- Girardot a poner la queja, pero allí les han dicho que este hueco será arreglado solamente cuando comiencen a realizar las obras que componen las fases II y III de Transmilenio; esta situación lógicamente causa desconcierto no sólo en este comerciante, sino en toda la comunidad, que lleva esperando varios años a que la adecuación de este sistema se efectúe sobre la Autopista Sur. Por otra parte, tampoco se les ha manifestado si en algún momento les van a comprar los predios en donde laboran y viven, teniendo como consecuencia el desconcierto y el temor total entre los residentes.