Bogotá cuenta con 13 jardines infantiles nocturnos, atendiendo, actualmente, a 215 niñas y niños.

La Secretaría Distrital de Integración Social ajustó sus servicios a las necesidades de las familias, por eso en el marco de esta iniciativa, los jardines infantiles nocturnos siguen ofertando cupos para niñas y niños menores de 6 años cuyas familias estudian o trabajan en la noche. 

Los horarios, según Margarita Barraquer, secretaria de Integración Social, son flexibles y se adecuan a las necesidades de las familias: “Se ampliaron los horarios. Tenemos una modalidad que va de 5:00p.m. a 10:00 p.m. y de 5:00p.m. a 6:00a.m. y por supuesto nuestra modalidad de jardín tradicional”. 

La ciudad cuenta con 13 jardines infantiles nocturnos donde se atiende niñas y niños que necesitan de espacios de cuidado: “Tenemos cupos disponibles en estos 13 jardines, y si requiriéramos abrir nuevos jardines para seguir atendiendo a los niños, dadas las realidades de sus papás y sus mamás o de sus cuidadores o cuidadoras; contamos con todo a disposición para poderlos abrir”. 

Además de contar con estos 13 espacios en donde, actualmente, atiende a 215 niñas y niños, la entidad rectora de la política social contempla abrir más jardines infantiles de acuerdo a las necesidades de las familias que lo requieran en ese horario nocturno. 

La funcionaria resaltó los beneficios que las niñas y niños tienen al recibir atención en los jardines infantiles: “Este es un espacio protector. Se les garantiza la alimentación. Están con maestras que conocen los procesos que se deben realizar para propiciar su desarrollo, comparten con amigos, leen cuentos. Son felices”. 

Así mismo, la secretaria hizo un llamado a la ciudadanía para que conozca los servicios acercándose a los jardines infantiles, consultando a través de la página web: www.integracionsocial.gov.co o en las subdirecciones locales de Integración Social: “Todo el Sistema Distrital de Cuidado hace promoción de este tipo de servicios que, no solo beneficia a las niñas y a los niños, sino a sus cuidadores, quienes tienen la posibilidad de utilizar el tiempo mientras sus hijos o hijas están en el jardín”, concluyó la secretaria.