Hasta hace cuatro años la vía principal de Quintanares contaba con reductores de velocidad. Sin embargo debido a las torrenciales aguas que bajaban sobre la calle, provenientes de los barrios de la parte alta de la comuna cuatro, empezaron a deteriorarse y tuvieron que ser levantados.


Durante cuatro años la comunidad estuvo pidiendo a la administración municipal la instalación de reductores de velocidad, puesto que la principal de Quintanares resulta ser una vía relativamente larga y se presta para que los conductores y motociclistas circulen a alta velocidad, actuaciones que en más de una ocasión han provocado accidentes y constantemente exponen a trabajadores y residentes de la zona.

“La actitud de los conductores, tanto particulares como de servicio público, aprovechan el estado de la vía para hacer “piques” ilegales o para competir por la guerra del centavo. Los principales afectados son los niños y los animales, hay que tener en cuenta que al ser una calle principal es demasiado transitada; de la misma forma también resultan expuestos los animales sin hogar que recorren la misma senda”, especificó Diego Jiménez, Edil de la Comuna 5.

Tras cuatro años tratando de encontrar el apoyo para la instalación de los reductores, el candidato al concejo y expresidente comunal Víctor Mateus, aportó el recurso económico para llevar a cabo la construcción.

“Al ver la situación de la vía y la insistencia de las personas para solucionar los inconvenientes generados por la actitud de los conductores, nos reunimos con las administraciones de Quintanares y decidimos hacer lo posible para solucionar el problema de la vía principal, ya que lo más común era que mientras llovía y la carretera presentaba inundación, los propietarios de los vehículos sin importar las condiciones, pasaban a altas velocidades mojando con aguas residuales todo a su paso”, expuso el edil de la comuna 5.

Trabajadores y residentes de la zona expresaron su agradecimiento por el eco recibido por parte del edil Diego Jiménez y del candidato al concejo Víctor Mateus. Harvey Arias, bicitaxista del sector, manifestó el agrado generado por la intervención de la vía.

“Nosotros como conductores de los bicitaxis nos hemos sentido muy afortunados gracias al apoyo del edil y del candidato al concejo, puesto que gracias a esta obra social nos han fortalecido mucho. Nos hemos sentido beneficiados ya que esta calle es de alto tráfico y constantemente se presentan excesos de velocidad, motivo por el que ha habido una gran cantidad de accidentes durante 4 o 5 años. Con la obra ha bajado la tasa de mortalidad, permitiéndonos desempeñar nuestra labores con tranquilidad”, expresó el trabajador y residente.

Para finalizar cabe resaltar que los reductores de velocidad serán cinco, instalados a noventa metros de distancia cada uno, y corresponden a las medidas de 3.50m de largo, por 60cm de ancho y 8cm de altura, obedeciendo los aspectos técnicos necesarios para ofrecer seguridad sin afectar el patrimonio de los conductores.